Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

sábado, 15 de agosto de 2009

Con Muuucho Tesón.

Esporádicamente surgen personas que a base de tesón, fuerza de voluntad, espíritu de sacrificio y coraje, convierten una vida ordinaria en extraordinaria. Unas veces la propia vida es la que se ocupa de situarnos en una complicada tesitura que debemos afrontar, es exactamente ahí, en ese punto preciso, cuando excepcionalmente surge esa chispa candente que te hace tirar hacia delante cuando lo que quieres es precisamente que tiren de tí, otras veces esa maravillosa fuerza interior viene dada como complemento inexorable y necesario para lograr alcanzar grandes proezas, retos superlativos que sólo unos pocos poseen el valor necesario para emprender.



Esta es la historia de Jerri Nielsen, la doctora que luchó sola contra el cáncer en una base de la Antártida y cuya extraordinaria historia la convirtió en heroína.
En marzo de 1999, esta mujer de 46 años, divorciada y madre de tres hijos, decidió tomar un año sabático para trabajar como investigadora en la estación polar de Amundsen-Scott, situada en el Polo Sur geográfico, el lugar más remoto y peligroso del mundo. A los pocos días de llegar descubrió que tenía un bulto en el pecho y, tras practicarse una biopsia a sí misma, el diagnóstico confirmó lo peor: era un tumor maligno que crecía con bastante rapidez. Nielsen a pesar de su gravedad, no podía ser evacuada. La estación había sido cerrada oficialmente con el comienzo del invierno polar y durante 8 meses y medio ( la mitad de este periodo es de noche y las temperaturas alcanzan los 38º bajo cero) al igual que el resto de científicos, permanecía aislada del mundo.



Aunque en un principio se desmoralizó porque,además, ella era la única médico del equipo y le preocupaba no poder atender a sus pacientes, no se rindió. Decidió combatir el cáncer aunque para ello tuviera que automedicarse en condiciones extremas. Consiguió que un avión de las fuerzas aérea le lanzase , con un paracaídas, instrumental y medicamentos para poder tratarse y sobrevivir hasta que las condiciones climáticas permitieran su rescate. Aislada en unas instalaciones situadas encima de un bloque de hielo de gran espesor, comenzó las sesiones que quimioterapia, asesorada a través de videoconferencia por una oncóloga que se encontraba en un hospital de Indianápolis EEUU.



Imaginar los miedos, la angustia y la depresión a la que esta mujer se enfrentó en soledad, nos puede dar una vaga idea de lo cruel de la situación...y de la esperanza a la que se aferró.
En Octubre, Nielsen pudo al fin ser evacuada y su aventura ocupó las portadas de todos los periódicos estadounidenses. Tras pasar por el quirófano- donde se le practicó una mastectomía- y sobrevivir a una grave infección, murió a los 57 años víctima del cáncer que había logrado vencer mientras estaba en el entorno más hostil de la Tierra. Dice Nielsen:
" En el hielo aprendí lo que significa la amistad y descubrí que somos capaces de cualquier cosa ante situaciones límite".
Nielsen plasmó su experiencia en un libro, donde asume su enfermedad sin autocompasión y con fortaleza: "La prisión de hielo".




El tesón y la valentía de Maud Fontenoy la han convertido en toda una figura de la navegación a nivel mundial. Esta francesa de 31 años fue en el 2003 la primera mujer en atravesar el Atlántico norte - desde Canadá hasta A Coruña- a remo, en 117 días, sola y sin asistencia, en una especie de cohete acuático de 7,5 metros de largo y 1,6 de ancho. Su osadía dejó al mundo estupefacto. En 2005 repitió la hazaña en el Pacífico, entre Perú y Haití. Un año más tarde, decidió lanzarse a una nueva aventura, todavía más difícil: la vuelta al mundo en solitario, de este a oeste y a contra corriente.



Tocó tierra 151 días (5 meses día por día) después de su salida. La odisea marítima de esta joven desafiante comenzó el 15 de octubre del 2006, partiendo de la Isla de La Reunión, en el Océano Indico. Maud Fonenoy navegó sola, contra la corriente y los vientos, a bordo del barco L´Oreal París, una embarcación de 29 toneladas y de 26 metros de eslora, construido en aluminio con un mástil de carbono. Este bote, único compañero de Fontenoy en el viaje, es una de las pocas embarcaciones en el mundo capaz de aventurarse este audaz recorrido. Durante la travesía, Maud soportó las inclemencias del océano y el clima, quebró uno de los dedos de su mano, y sintió el agotamiento extremo de su cuerpo... . Un cáncer fue incapaz de detenerla. Pocos días antes de la partida, el resultado de un test de papilomavirus le reveló que tenía cáncer de cuello de útero.



Todo estaba listo, decenas de personas habían trabajado para prepararla. Aplazar significaba renunciar. Decidió operarse dos días antes de la salida, sin decir nada a nadie. Se embarcó sola, con una herida abierta y la perspectiva de pasarse varios meses en alta mar. Dice Maud: "No entiendo que me juzguen por ello. Lo he hecho, sigo viva y tengo proyectos para el futuro. Es cierto que al inicio de la travesía sangraba mucho, estaba débil. Pero enfrentarme al mar me ayudó a luchar contra la enfermedad".
El 7 de diciembre consiguió cruzar el Cabo de Hornos con muy malas condiciones atmosféricas y, superando tormentas y averías, consiguió entrar en la Pointe Des Galets (La Reunión), el 15 de marzo de 2.007, escoltada por el portahelicópteros francés JEANNE D'ARC (R-97). El 12 de julio de 2.007, Nicolas Sarkozy concedió a Maud Fontenoy la medalla de CHEVALIER DE L'ORDRE NATIONAL DU MÉRITE.



Admiro a esta mujer hasta el punto de hartarme de llorar cuando veo imágenes de tan durísima gesta, quizá por mi amor al mar, quizá porque he navegado muchas veces intuyo las tremendas adversidades a las que tuvo que encarar, porque sé que la mar, como todo en este mundo, es dual, e igual que un día se nos presenta irresistiblemente bella, en un abrir y cerrar de ojos, nos puede mostrar el más negro de los abismos.
Cuando se le pregunta por el sentido de tanto esfuerzo y riesgo ella responde:
"Son tres causas: la humana, para demostrar que se pueden concretar los sueños con valores como solidaridad, determinación y paciencia; la ecología, para que se recupere la armonía con la naturaleza. Por último, la pedagógica, para compartir mi experiencia con los niños demostrándoles que es importante realizar los sueños propios, pero también compartirlos".
¿Cómo crees que se consiguen cosas así? Sin duda y entre otras cosas, con muuucho tesón.



29 comentarios:

Myr dijo...

¡Qué increible la historia de esta mujer, que fortaleza! Qué ejemplo!

Besos

Deybi dijo...

Una historia, sin dudas, admirable. Un ejemplo a seguir es esta señora, que desde ya admiro.

Adolfo Payés dijo...

Hermosa historia gracias por compartirla, ejemplo a imitar de eso no hay dudas...

Un agrado leerte

Saludos fraternos
Un abrazo

despe dijo...

si no pude evitar que se me aguaran los ojos que coraje y valentia excelente post Fayna te envio un beso y buenas noches despe

Javi dijo...

Fantástica entrada Fayna, de verdad que simplemente.....no me salen las palabras para describir la respetuosa admiración que siento por personas así. Deberían ser un ejemplo para mucha gente, y por supuesto yo el primero.

Moitos Biquiños Fayna, el mes que viene posiblemente regrese a tu tierra una semana, aunque si no hay novedad, estaré por la zona sur de Tenerife, aunque aún no lo tenemos decidido totalmente.

Lo dicho...moitos bicos desde Galicia.

Javi

mariajesusparadela dijo...

Yo creo que los problemas llevan implícita la capacidad para resolverlos. Que no nos suceda todo lo que somos capaces de afrontar...

Lembranza dijo...

Impresionante la historia de esta gran mujer. La verdad es que nunca imaginamos de lo que somos capaces de hacer hasta que no nos ponen a prueba. Un abrazo

Tomasson dijo...

Ojalá! mujeres como ésta estuviesen en el mundo de forma tan copiosa que historias como ésta no fuesen sino algo diario y cotidiano. Un beso Fayna

*Luna dijo...

Hola cielo una increible historia de esa mujer que fue un ejemplo para todas por su fuerza y valentia
un beso

espronceda dijo...

Fayna: maravillosa historia de fortaleza humana que debería servir de leccion para muchos y muchas que nos pensamos que nuestra situación anímica o física ya no tiene solución y nos hundimos.
Desgraciadamente, no obstante, la naturaleza, como sabes, nos hace diferentes y no todos podemos luchar igual.

Un beso por la lección.

Amanda dijo...

todos sacamos fuerzas de donde no las tenemos, no sabemos de qué somos capaces hasta que nos vemos en una situación limite. Increible historia, un gran ejemplo para todos, mil besos.

ADELFA MARTIN dijo...

Cuando una persona se encuentra en condiciones lìmite, saca fuerzas que a veces ni tenìa idea que poseìa, aunque ya demostrò quien era cuando decidiò irse a donde se fuè...una maravillosa historia de vida, inspiradora..

(no se si fue pelìcula o documental...no lo recuerdo ahora, pero si se que vi por cable la historia de esta gran mujer)

te envìo un abrazo

Angélica Mora dijo...

Que enorme valor, a pesar de lo que le ha traido el destino.
De tiempo en tiempo encontramos gente asi, que no se deja amilanar y supera los problemas o trata de nadar con la corriente para proseguir yendo hacia adelante.
Conozco una muy cerca y se llama Fayna.

Nelson Diaz dijo...

Hermosas e inspiradoras historias mi admirada y muy querida Fayna. La grandeza del ser humano... Se dice que Nuestro Creador actúa de manera misteriosa, y estoy de acuerdo con esta afirmación en todo cuando significa. Estas muestras de coraje, persistencia, lucha, determinacion y amor por la vida, pero sobre todas las cosas, de fe, son recursos que nos invitan a reflexionar acerca de nuestras vida, de todo cuanto hemos logrado, de lo que podemos lograr, de la mentiras que nos decimos, de las excusas absurdas que nos paralizan... Fayna, mi agradecimiento, pues al compartir tan bellas historias aportas un "enorme granito de arena" para la construcción ese mundo mejor que tanto soñamos.
Un cálido y muy cariñoso abrazo mi querida y siempre Bella Dama.

VIVIR dijo...

A eso le pongo yo de nombre...

¡Torear al miedo... con salida a hombros...!!!

Un beso MISS CANARIAS...

Charo dijo...

Creo que las mujeres tenemos una capacidad innata para superar todo lo que nos plantee la vida (también los hombres, hay que decirlo) Si nos lo proponemos somos capaces de eso y de mucho más.

Un beso

hargos dijo...

hola mi canaria linda, ya te hechaba de menos, a ti y a tus escritos ,te dejo un besazo desde mi retiro vacacional

Arwen dijo...

Leer estos ejemplos de vidas llenas de fuerza de vivir me ha emocionado hasta lo mas profundo recordandome que esta dolencia que tengo no impide luchar y seguir consiguiendo sueños e ilusiones, preciosa entrada amiga mia y para pensar mucho...besitoss muy cariñosos y espero que estes mejor cielo...

FAYNA dijo...

Gracias a todos y cada uno de ustedes por acercarse a este trocito de mar y dejar marcada una estela, tanto en el agua como en mi corazón.
Os quiero.

eva pardellas dijo...

ha sido todo un regalo este hermoso post...con ello nos has acercado la historia de una auténtica heroína....su lucha es ahora parte de nuestra memoria...difícilmente podré olvidarla...comparto junto con tus lágrimas las mías..que se me han escapado entre tus líneas...pues amo el mar con una pasión demasiado fuerte...pero también conozco su furia...un beso enorme...y gracias por escribir!!!

Shanty dijo...

Estas son las historias que me gustan, las que hacen una diferencia en la vida de cualquier ser humano, los héroes y heroínas anónim@s. Trataré de conseguir su libro porque me ha impactado.

Un gusto leerte y un gran abrazo.

Angélica Mora dijo...

Como has estado linda?
Muchos besos

Javi dijo...

Hola mi querida amiga Fayna, aunque ya te lo habrán concedido muchas veces (como bien mereces), te he dejado un humilde Premio en mi Blog.
Cuando puedas pasar a recogerlo....es todo tuyo.

Moitos Biquiños!!!
Javi

Amanda dijo...

hola Fayna, no sabes la alegria que me da ver tus comentarios en mi blog, te echo de menos, espero que pronto puedad retomar tu actividad en blogger, un beso.

Myr dijo...

Paso a dejarte un abrazo muy fuerte. espero que estés bien!

Angélica Mora dijo...

Fayna, un beso para ti.
Espero que vayas reestableciéndote bien.
Mi cariño vaya y vuele a tu lado para darte esa salud que tanto necesitas...

Juanjo dijo...

¡Hola! Ya he vuelto de mis vacaciones blogueras. Otra vez en la red para compartir con mis amigos historias y disfrutar de las suyas.

Del post decirte que es una gran historia. Una lección de vida.

Un abrazo guapísima

YAIZA dijo...

Fayna amiga, muchas gracias por tus mensajes de ánimo.
Estoy de vuelta aunque poco a poco iré leyendoos a todos.
Aún no me siento al 100%, pero todo llegará.

Besos, y gracias.

Paula y Manuel dijo...

Buenos días Fayna, hay tantas cosas para leer! no suele ser fácil que yo me "enganche" a alguna historia, y a pesar de que la tuya no es precisamente breve, no pude dejar de leerla hasta el final.
Creás, al esribir una cierta complicidad con el lector, como si estuvieras charlando, y eso a mí me engancha.
Muy buien artículo, me gsutó mucho.

Me llamó la atenció ntu nombre, o es un nick?
saludos
Paula