Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

!Que coñazo de niño!


Cansados de las quejas de los comensales cuando algún padre se veía incapaz de controlar a sus hijos revoltosos, los propietarios del restaurante "Old Salty´s" en Carolina del Norte han decidido poner un cartel a la entrada de su local en el que se especifica claramente que "queda prohibida la entrada a niños revoltosos o molestos que rompan la tranquilidad del local pudiendo ser expulsados junto a sus padres".
Noticia publicada el 15 de Septiembre del 2010.

Muchas veces he sentido vergüenza ajena al presenciar situaciones completamente intolerables protagonizadas por pequeños con el total consentimiento de sus padres. Niños consentidos, sin conciencia de los límites, que dan órdenes a sus padres y chantajean a todo aquel que intenta frenarlos. Pequeños tiranos que no aceptan un no por respuesta y que están totalmente acostumbrados a hacer en cada momento lo que les da la real gana.
Hace unos días en la consulta del pediatra tuve que morderme la lengua y hacer un ejercicio de autocontrol por este motivo. En la sala de espera estábamos tan solo 4 personas, mi hija y yo sentadas en una esquina junto al dispensador de agua, y frente a nosotras, otra mamá con su bebé dormido en el carrito. Mientras esperaba leyendo una de las revistas que estaban sobre la mesa, advertí que entraba otra señora con un crío de unos 4 o 5 años que se sentó justo a la entrada de la salita, se sentó ella, porque el crío se negó en rotundo y comenzó con su particular cruzada de tocar las narices a todos los allí presentes. Caminando sobre los asientos, dando voces que terminaron por despertar de un sobresalto al bebé que dormía, desfilfarrando agua del dispensador que dejaba correr sin ton ni son, varios panfletos de publicidad y alguna que otra revista acabaron entre sus manos más arrugados que pasas, en fin, un incordio de niño. Pasé en cuestión de minutos de la perplejidad a la indignación. Pero ¿tiene el niño la culpa?.

Este mismo verano, otra situación parecida. Un matrimonio con una niña de 7 u 8 años sentados justo detrás de nosotros en el avión. Dos horas y media soportando patadas y movimientos bruscos en el respaldo del asiento. Que si se ponía de pié, tocaba la cabeza de mi hija como para llamar su atención y cuando se giraba, se sentaba rápidamente como que ella no había sido. Luego pataditas al canto con el único propósito de molestar, otras veces colgada literalmente del reposacabezas ejerciendo una presión como si la llevaras a cuestas invadiendo parte de tu reducido espacio, vamos, que se entretuvo todo el viaje fastidiando bajo el total beneplácito de sus papaitos. Llegué a mi destino con las venas del cuello más hinchadas que las de un cantaor de flamenco. Pero ¿tiene la culpa la niña?

Es evidente que si en edades tempranas ya ocurren estas situaciones de total incapacidad de control, con el paso del tiempo la cosa irá "in crescendo". Son los padres los principales responsables en la educación de sus hijos, no se puede responsabilizar a los profesores ante la carencia de valores positivos, virtudes e incluso ante la carencia de capacidades de nuestros hijos. Instruir no es educar, educar es mucho más que eso; y esa es una labor que pienso compete directamente a los padres. Por eso cuando leí esta noticia en la prensa no pude evitar instantáneamente estar de acuerdo con tal ejemplarizante decisión.
Para terminar y por poner una pincelada de humor a todo esto, vean un escrito que la Dirección General de la Policía de Seattle ((Washington) ha dirigido a los padres, con consejos irónicos, para convertir a sus hijos; por ejemplo en futuros delincuentes:

1- Dadle desde pequeño todo lo que quiera: Así llegará a mayor, convencido de que el mundo entero le debe todo.
2- Si dice tonterías, reíd: Así creerá que es muy gracioso.
3- No le deis ninguna formación espiritual: Cuando sea mayor de edad, ya escogerá.
4- No le digáis nunca: Eso está mal. Podría crearse complejos de culpa. Y más tarde, cuando, por ejemplo, sea arrestado por robar un coche, estará convencido de que es la sociedad quien le persigue.
5- Recoged todo lo que tire por los suelos. Así se convencerá de que todos están a su servicio.
6- Dejadle leer todo: Desinfectad su vajilla, pero dejad que su espíritu se recree en cualquier torpeza.
7- Discutid siempre delante de él. Cuando vuestra familia esté destrozada, él no se dará por enterado.
8- Dadle todo el dinero que quiera. Así ni siquiera sospechará que debe trabajar para poder disponer de dinero.
9- Que todos sus deseos estén satisfechos. ¡De otro modo resultará un frustrado!
10- Dadle siempre la razón: Así creerá que los profesores, la gente y la ley le están siempre deseando el mal.

El informe termina diciendo: “Y cuando su hijo sea ya un desastre, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”.

Ah, y a propósito de este tema, quiero darte las gracias públicamente María Jesús por el comentario que me dejaste en mi anterior post en relación a mi niña.




15 comentarios:

Minombresabeahierba dijo...

Estoy segurísimo que los padres de Seattle, creeran que es una nota seria, no irónica...pues es lo que se hace en ese país cotidianamente con los hijos.

Besos

Kassiopea. dijo...

Hay muchísimos así, te los encuentras en cualquier sitio, consultas médicas, tiendas, transportes... Vale que hay niños revoltosos y traviesos, y me parece muy bien porque para eso son niños, pero son los padres los que deben saber imponerse en según qué situaciones y sobre todo enseñarles educación.

Besos Fayna.

Adolfo Payés dijo...

Me gusta este articulo muy critico y necesario.. gracias por compartirlo..


Un gusto leerte siempre..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Amanda dijo...

Nadie dijo que ser padres fuera fácil, efectivamente la educación es responsabilidad nuestra. Hay casos de niños realmente insoportables, y pensar qué son el fururo del pais, dios mio!!!
Mil besos Fayna.

mariajesusparadela dijo...

Gracias no tienes que darme, te prometo que es verdad que mi hermana y yo la recordamos con frecuencia y siempre con una sonrisa: por su ternura, por su sonrisa permanente, por encontrarlo todo riquísimo, por pedir permiso para intervenir en la conversación, con aquel "¿puedo yo?" cuando contabais lo del aeropuerto.
Un encanto, Faina. Y me consta que los niños no son así por casualidad.

Amanecer* dijo...

Por supuesto que los niños son lo que ven, y si no ven respeto, nunca lo tendrá.
Con ironía o no, me parece muy bien el cartel del restaurante, ya que si quieren portarse así, que lo hagan con sus padres, y dejen al resto del mundo, pero estoy segura de que si lo hacen en casa los padres se sentirían algo molestos, pero fuera es a los demás a los que molesta.

Un besito.

Tannatos dijo...

hola princesita de los mares, jajajajaja que miedo de niños, un besito siempre

Myriam dijo...

Asi es Fayna, asi como en la nota de Seatle se crean psicópatas.

Los chicos necesitan límites bien puestos y una formacon en valores.

Besos

despe dijo...

es una situacion que aqui veo a diario incluso a los niños les dejan desde chiquitos a jugar a adultos y creeme he visto niñas mas avispas que yo que soy una mujer hecha y derecha no se hasta donde iremos a llegar
saludos Fayna y no sabes como te comprendo mirando esto muchas veces y a los padres para ellos una completa hazaña
Despe

Ricardo Miñana dijo...

Me gusta el post, siempre es interesante ver el carácter de un niño, una imagen vale mas que mil palabras, gracias por compartir.
siempre es un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana.

Lembranza dijo...

Que razón tienes Fayna, sin ir más lejos el fin de semana pasado estuvimos un grupo de compañeros del hospital viendo la exposición de tutankamón, entraron con nosotros cuatro padres con cinco niños de unos tres y cuatro años y no pudimos escuchar prácticamente nada de los chillidos que pegan, alguna se fue con dolor de cabeza,horrible, para nada me parecía justo. La culpa no es de los niños, es de los padres, eso seguro. Un abrazo

Pilar dijo...

Te sobra la razón por todos los poros, educar es complicado, decir que no costoso, pero YO no tengo porqué aguantar al niñ@ impertinente de turno.

Hay padres que debería volver al parvulario, quizás así aprendieran.

Deybi dijo...

Hay padres que conscienten demasiado a sus hijos. Me desesperan.

Corazón y Pluma dijo...

¡Arrrrrrrrrrrrrr! ¡Mi Capitana de Corbeta! Se presenta la soldada rasa Corazón y pluma para traele un mensaje. ¡Arrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!

Alegre como una niña con zapatos nuevos y segura de que Papá Nöel, por ser buenos chicos, nos ha hecho un adelanto de lo que vendrá en diciembre (¡¡¡Ufff!!!), vengo a traerte en persona una invitación para que, si lo desees, lleves una carretilla a mi rinconcito para recoger, si así lo deseas, la avalancha de premios y regalos que puedes encontrar en:

MIS PREMIOS
http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/viernes-entrega-de-premios-y-esta-vez.html

PREMIO DE MI REINA
http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/viernes-entrega-de-premios-continuo-el.html

PREMIO DE RAYEN
http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/viernes-entrega-de-premios-y-continuo.html

REGALO DE PILI.GAUCHITA
http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/viernes-entrega-de-premios-y-continuo_17.html

PREMIO DE GOGE
http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/viernes-entrega-de-premios-y-termino-la.html

Basta con que pongas cada link en la barra de dirección del explorador y te saldrá directamente la página de los premios o regalo(s) correspondiente(s)

Un beso de ¡ENHORABUENA! y la más hermosa flor del jardín de mi corazón…

miguel dijo...

La verdad es que los niños Hoy en día son los pequeños dictadores,y en vez de promover que razonen por miedo ha hacer el ridículo se les consiente todo,y luego cuando crecen se creen que el mundo esta para servirles y no para servir ellos al mundo,pero la cruel realidad le da dos buenas tortas cuando es demasiado tarde para solucionarlo y caen ,en la apatía ,en las drogas ,en el alcohol, por que como no son capaces de amoldarse al mundo prefieren verlo a través de las adicciones.
No quiere decir que no existan buenos hijos ,pero son los que menos llaman la atención ,ya que los otros como desde pequeños han pataleado y berreado siguen llamando la atención igualmente, pero con otro estilo más destructivo y más dañino para ellos y sus familias.