Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Esclavos de la pasión.


Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.
Aristóteles, Ética a Nicómaco.

La capacidad de controlar los impulsos constituye el fundamento mismo de la voluntad y del carácter. Perdemos con relativa frecuencia el autocontrol en determinadas situaciones y con determinadas emociones. Aristóteles decía que si gobernamos inteligentemente nuestra vida emocional, las pasiones no nos llevarían al fracaso con tanta facilidad, como de hecho así ocurre en multitud de ocasiones; sino que por el contrario, hallándose bien adiestradas, nos proporcionarían sabiduría y servirían de guia a nuestros pensamientos, valores y propia supervivencia.
Me pregunto cuándo nos daremos cuenta de la importancia de reconciliar en las aulas mente y corazón. Actualmente existen en EEUU algunas escuelas innovadoras en este aspecto que tratan de enseñar a los niños los principios fundamentales de la inteligencia emocional, incluyendo en su programa de estudios la enseñanza de habilidades tan esencialmente humanas como el autoconocimiento, el autocontrol, el arte de escuchar, resolver conflictos y colaborar con los demás. Por supuesto que estas lecciones funcionarían mucho mejor si se complementaran en el hogar, pero en caso de no ser viable por razones varias, al menos nuestros niños tendrían nociones básicas que contribuirían sustancialmente en la mejora de su vida futura.
En el Self Science, para empezar, no se pasa lista contestando con el sabido "presente", cada uno contesta calificando su estado emocional en ese momento del 1 al 10, y para continuar, los principales componentes diferenciadores con el resto de escuelas tradicionales consisten en el establecimiento de asignaturas tales como:
- Conciencia de uno mismo
- Toma de decisiones personales
- Dominar los sentimientos
- Manejar el stress
- Comunicaciones
- Apertura
- Autoaceptación
- Responsabilidad personal
- Asertividad
- Dinámica de grupo
- Solución de conflictos

Tal vez generaciones posteriores puedan recibir en todas las escuelas una educación integral en este sentido, porque como apuntaba Aristóteles, el objetivo consiste en albergar la emoción apropiada, un tipo de sentimiento que se halle en consonancia con las circunstancias. La vida está sembrada de altibajos, pero debemos aprender a mantener el equilibrio. Muy a mi pesar , eso a mi no me lo enseñaron en la escuela.



9 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

albergar la emoción apropiada, un tipo de sentimiento que se halle en consonancia con las circunstancias...

ni siempre se cosigue esa consonancia cuanto deseariamos que fuese asi,,, pero resulta dificil que esa emocion se maneje asi...lamentablememte en la balanza siempre una emocion es mas que la otra y ahi se pierde esa consonancia .... pero seria divino amiga ...

saludos}
linda semana
abrazos

Pilar dijo...

Sería estupendo que estas materias entraran en la escuela, pero si las enseñan como el resto, poco rédito, me temo.

Un beso

Lembranza dijo...

Sinceramente creo que la educación es muy importante, enseñar a los niños desde pequeños, que las cosas se arreglan con la palabra, que traten a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros, que la violencia solo genera violencia, que si eres temperamental debes buscar la manera de controlar ese temperamento. Mucho cariño si, mucho amor, pero normas, respeto por todo. Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Pues es una de las cosas que ahora pretendemos enseñar en la escuela : la expresión de las emociones.
Es curioso, porque, ya ves, la gente se queja de que los niños no se saben de memoria los ríos y sus afluentes...

María dijo...

Tienes razón, Fayna, debemos intentar controlar el equilibrio, aunque a veces es dificil porque cuando sientes una profunda emoción negativa, a veces puede ser dificil controlarla, creo que deberíamos llenarnos de paz con la meditación para cuando tengamos algún problema saber controlar cualquier emoción negativa.

Te deseo unas felices fiestas y feliz año 2011.

Un beso enorme.

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables, con mis mejores deseos de ilusión, paz y felicidad.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

Javier dijo...

No sé por qué pero me quedo antes con Aristóteles que con los americanos....será el domingo gris de diciembre.

Saludos.

Myriam dijo...

Querida Fayna: un millón de gracias por tu sentido comentario en mi blog, cuyo cierre TEMPORAL está muy a tono con tu entrada ésta que me parece fascinante. Ojalá se impusiera en todas las escuelas del mundo, a la vez que se dejaran de transmitir en las cadenas telivisivas o de ofrecer en los videojuegos. toda esa porquería de violencia que sólo hace daño a quien la ve por muchos motivos probados ya en evidencia científica.

Con respecto a mi blog, como te digo el cierre es temporal, obedece a una necesidad interna de replegarme sobre mí misma y de no forzarme a publicar entradas que no deseo por esta necesidad anímica, siendo que siempre lo que publico lo hago de corazón. Retomaré no bien pueda. Igual sigo visitando a los amigos.

Gracias por tu cariño, te deseo unas muy felices fiestas a pesar de lo dificiles que se que te son con la ausencia de Alberto. Recibe todo mi afecto, y que el año 2011 te depare sólo cosas buenas y se cumplan tus anhelos.

Un fuerte abrazo
PD y me olvidaba de decirte; leí ya no sé por donde que tu hija mayor había vuelto del exterior. Me alegro un montonazo. Disfrútala a ella y al resto de la flia.

Angélica Mora dijo...

Fayna, que buena amiga eres...
Yo te deseo mucha salud y que la suerte te acompañe siempre...
Felices Fiestas.
Un tremendo abrazo.