Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 10 de enero de 2011

Quien canta su mal espanta.


Creo que quien ha disfrutado con los sublimes placeres de la música, deberá ser eternamente adicto a este arte supremo, y jamás renegará de él.
Richard Wagner (compositor alemán)

Ya son varios los amigos que coincidiendo con el comienzo del nuevo año han dedicado algún post al arte de las musas, la música. Es un tema tan recurrente como gratificante y en cuanto me han ofrecido la oportunidad de sumarme al sarao que propuso María J., hacer una entrada musical para compartir todos los sentimientos que la música es y ha sido capaz de hacernos brotar, entré al trapo sin pensármelo dos veces, básicamente por una razón, porque la música es el verdadero lenguaje universal, el que conmueve, une, no tiene límites, ni fronteras, ni banderas; todos conocemos y a todos emociona.
Es complicadísimo seleccionar un puñado de temas de entre los infinitos títulos que pueblan mi memoria y que consiguen ponerme el estómago del revés haciéndome recordar nítidamente flashes del pasado lejano, y no tan lejano, que van asociados directamente a mi espíritu excavando mi lado más pasional.
Es inevitable recordar a mi padre, siendo niña, como disfrutaba escuchando a Jorge Cafrune y a Alberto Cortés. "Virgen Morenita" y "Samba de mi esperanza" del primero y "Castillos en el aire" y " Te llegará una rosa" del segundo, son algunas de las canciones que se grabaron a fuego de tanto escucharlas.
A mi madre la recuerdo cocinando mientras tarareaba aquello de "¿Por qué te vas?" de Jeanette o "Frente a frente" de la misma intérprete. !Que recuerdos! También sonaban muchísimo en aquella cocina temas de Nino Bravo, Cecilia y Camilo Sexto, entre otros. Recuerdo el empeño de mi madre en ir al teatro para ver la actuación de Camilo Sexto en "Jesucristo Superstar", fue algo apoteosico, imposible de olvidar.
Con 11 o 12 años, en plena adolescencia, Leif Garret llenaba todas mis horas muertas, fue mi primer gran ídolo musical,fotos, postales, posters, guardaba todo lo que pillaba. ¿Alguien lo recuerda? me sabía de memoria aquel "Surfin USA" y "I was made for dancing".
Ya más mayorcita, en aquellos años en los que el amor irrumpe con fuerza, en aquella época en la que comienzas a descubrir el mundo con cierta libertad controlada y te integras en un grupo de amig@s con los que compartes casi todo, principalmente diversión y confidencias, es cuanto el abanico musical se despliega, cuando verdaderamente empiezas a identificarte con la música de algunas bandas y solistas. "Supertramp", "Queen", "Police", "Culture club", "Santana", "Bonnie M", "Dire Straits", "Bob Marley", "REM", "U2", "Mecano", "Europe", "Electric Light Orchestra", "The Cramberries", "Héroes del silencio", "Mago de Oz",... Cualquiera de sus temas me toca la fibra.
Más adelante, mi pasión por escuchar música y adecuarla a mis necesidades en ese momento me llevó a descubrir y disfrutar con casi cualquier tipo de melodía, con casi cualquier género. Folk, blues, Country, Clásica, Tango, Funky, Rock, Pop, Instrumental, etc. Siempre hay algún tema especial en cualquiera de los estilos que te llega y enamora, que transmite y te hace digerir el tiempo con la dulzura que deseas o la amargura que necesitas, porque los mejores y los peores momentos de nuestra vida, siempre están acompañados de alguna buena canción.



15 comentarios:

espronceda- nictemero dijo...

Fayna: Mis recuerdos musicales son los de la época de tu madre. Jeanette, Camilo Sexto, Jesucristo Superstar, etc.
Yo añadiría sólo La Balada de la Trompeta.
Un abrazo

Kassiopea. dijo...

Es curioso cómo, si te pones a recordar, asocias determinadas canciones a las diferentes cosas vividas. Mi banda sonora de aquellos recuerdos es la música de los 80.

mariajesusparadela dijo...

Acabas de hacerme revivir la "Samba de mi esperanza", qué hermosura. También me encantaba Cafrune cuando unía su voz a la de Marito.
La música. Universal e imprescindible en la vida.

felicitat dijo...

Hola Fayna,

Coincido mucho en tus gustos musicales, aunque aveces el barco nos lleve sin rumbo, yo salí a flote, y para espantar mis males también canto! jejeje

Me ha gustado pasearme por tu blog, hay cosas muy interesantes.

Besos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Vengo atraida por la música a propuesta de Maria Jesus...
Es evidente que la música une, es universal y nos hace revivir recuerdos....
La selección de los que citas, tambien ha estado presente en mi vida...

Luismi dijo...

¿Que si me acuerdo de Leif Garret? ¿Cómo no acordarme de él, Los Pecos, Pedro Marín, Bosé y tantos otros con los que las chicas os volvíais majaretas y los chicos odiábamos a muerte? jeje.
Ahora bien, Supertramp, Dire Straits, Queen, Police, Marley, la E.L.O., eso ya son palabras mayores. Para los que como yo nos gusta la música desde Beethoven hasta AC/DC, ha sido un placer leer tu post.

Un beso amiga.

El dinosaurio dijo...

La música nos anima el alma.

Feliz semana, amiga.

Dilaida dijo...

Vaya, llego a tu blog desde el de María Jesús y me encuentro con Bunbury.
No es de mi generación, pero me encanta, porque la música no tiene edad y cuando es buena gusta siempre.
Estupenda entrada, bicos.

Pilar dijo...

La música es capaz de elevarnos a lo más alto y de hundirnos en la mayor de las tristezas, en suma, creo que es lo que nos hace humanos.

despe dijo...

desde mi adolescencia guste de todo lo viejito de la sonora matancera que no perdia un programa de una hora diaria , de las rancheras tambien y luego madona y muchos otros de los 80 aun perdura en mi ese gusto musical que tiempos aquellos
linda entrada querida Fayna
saludos

Myriam dijo...

Hola querida amiga, ¡me has musicalizado el día! Gracias y besos

Savia dijo...

Dicen que cuando uno canta mal anda o poco le falta. Pero es verdad la musica anima, debe ser que esta vida no es facil para nadie, y hace falta siempre un poco de magia.

María dijo...

Hola, Fayna:

Es increíble, parece como si tuviera telepatía contigo, porque tengo un post que he escrito estos días pasados, pero que aún está pendiente de publicar, el cual, le he dedicado a la música y en él pongo mis gustos musicales de antes y los de ahora, y te cuento aquí:

La música da vida, y ayuda a endulzar los momentos, me gusta mucho escuchar música, antes mi música preferida era la de Mecano, Miguel Bosé, Bonnie M., Héroes del Silencio, Los Pecos, Serrat, etc etc, ahora mis gustos más o menos han cambiado, pero no mucho, me gusta mucho La Oreja de Vangh Goth, la música relajante, baladas, etc.

Te deseo un feliz año, amiga.

Un beso.

Javier dijo...

Es cierto, todos los momentos de nuestra vida o casi todos, los podemos asociar a una canción, a una melodía, a una música determinada.
La música nos acompaña, nos hace la vida más agradable y nos narcotiza en determinados momentos.
Sin ella, la vida no sería tan plena.
Sin duda.

Saludos.

Lembranza dijo...

A mi me encantaba también Camilo Sexto, Serrat, MIguel Rios, Roberto Carlos..... inolvidables todos. Agarimos