Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 6 de junio de 2011

Os lo recomiendo.


Desde hace unos días tengo un pensamiento recurrente que me asalta en cuanto dispongo de un ratito de tranquilidad. Después de leer la tesis que sostienen Nicholas Kristof y Sheryl Wudunn, en el magnífico libro "La mitad del cielo" de la Ed. Duomo, no paro de darle vueltas a la cabeza sobre el empoderamiento femenino.
Durante la Primera Guerra Mundial, ocho millones de hombres fallecieron en la guerra más sangrienta hasta el momento. Aún así, durante ese tiempo no fueron los soldados los que encabezaron la lista mundial de fallecidos. Fueron las mujeres.
Mientras los hombres guerreaban, nosotras seguíamos quedándonos embarazadas. Durante la Primera Guerra Mundial murieron más mujeres en el parto que hombres en combate. No se las consideraba importantes.
Hoy en España, como en el resto de países occidentales, la tasa de fallecimientos maternos ha caído en picado a uno de cada 100.000. ¿Qué ha cambiado?, ¿han sido los avances médicos? No, solo. Este libro señala entre otras cosas el empoderamiento femenino tras conseguir el derecho al voto, lo que, de repente, volvió a las mujeres visibles para la clase política. Así que el sufragio femenino se convirtió en una inmensa e imprevista mejora para la salud de la mujer, es decir, que a más poder social, mejores condiciones de vida.
Por eso en el viejo continente africano, a pesar de ser las mujeres las que mueven el mundo, siguen sin tener el poder real, y por consiguiente, muriendo 15.000 cada día al dar a luz.

Hace unos años la Vicepresidenta de las Naciones Unidas se preguntaba: "Si fueran los hombres los que murieran por, simplemente, completar su ciclo reproductivo, ¿el mundo permanecería impasible?"

Creo que la respuesta es obvia.

Ahora que se acerca el verano y disponemos de más tiempo libre, si os apetece haceros con un buen libro, os lo recomiendo.




18 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Pues me apunto ese libro, parece interesante.

Un beso.

andré de ártabro dijo...

Tengo que leer el libro, el prólogo que debiera llevar sería este tu precioso post.
Aún estando las cosas como están ahora , sigo pensando que estamos en deuda con todo lo femenino , lo femenino que llevamos los hombres y lo femenino que obviamente sois las mujeres.
Al mundo , al planeta , le falta ternura , mucha ternura ¡como la que tú tienes!
Un beso

sabores compartidos dijo...

Es obvio que la mujer ha conseguido escalar posiciones respecto al hombre, aunque aun queda camino por hacer ya que queramos o no el mundo lo manejan los hombres a su antojo y en africa, paises arabes o asia, la cosa esta muy mal para cambiarlo. En fin paciencia y trabajo duro, esa es la cuestion
un beso

Luismi dijo...

Curiosos datos de los que no tenía ni idea. Puede ser un libro interesante. Tomo nota. Gracias por la recomendación.

Besos.

Luismi dijo...

Y esa música de Adele, muy, muy buena.

Mascab dijo...

Ya sabes que donde hay hombre no manda mujer o es donde hay patrón no manda marinero?, es lo mismo. Las mujeres movemos el mundo pero los hombres hacer que ruede la más de las veces, cuesta abajo para las mujeres que han de cargar sus rodillas con todo el peso de sus espaldas.
Compraré tu libro recomendado, ahora recién me quedé sin lectura...

Besos, guapa!

Pilar dijo...

Lo anoto en la lista, gracias ;)

Javier dijo...

No conocía ese dato sobre el número de mujeres que habían muerto durante el periodo de la Primera Guerra Mundial.
Supongo que además del derecho al voto había un tanto por ciento importante de infecciones, y al no existir los antibióticos la tasa de mortandad aumentaba muchísimo en los partos.
De todas maneras sigue asombrándome el dato.


Saludos.

Simplementeyo dijo...

Respuesta: Si eso fuera así, el mundo sería totalmente diferente, no podríamos reconocerlo. La vida hubiese sido diferente y hubiéramos dado más valor a todas esas cosas que pasan desapercibidas porque somos solo las mujeres las que las conocemos.

Genial, me apuntaré a ese libro :)

Un besazo y una sonrisa

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy interesante post! Trataré de conseguir el libro. Me gustó mucho este post. Muy ilustrativo. Un abrazo.

METAMORFOSIS dijo...

El video musical me ha puesto los pelos de punta....me suena tanto esa historia!!!!
El libro me lo apunto, y respecto al tema que planteas, si el mundo hubiera sido más equitativo con las mujeres desde el inicio de los tiempos, estoy convencida que el devenir de la historia hubiera sido otro, pero por desgracia, nunca lo sabremos.
Un abrazo.

MENINA dijo...

No tenia ni idea de estos datos, dan mucho que pensar!!!

Juℓi Ribeiro dijo...

FAYNA:

Gracias por la recomendación.
Muy interesante post!

Te extraño.
Besos del Brasil.

MEN dijo...

Desde que el hombre es hombre siempre ha querido y querrá llevar los pantalones y a nosotras nos queda todavía mucho que pelear… Parece interesante el libro, me o apunto para las vacaciones. Un besito

Lembranza dijo...

Leeré el libro FAYNA, gracias por tu recomendación. Un abrazo

Ricardo Miñana dijo...

Debe de ser un buen libro, gracias por la sugerencia.
es un grato placer pasar por tu casa.
Que disfrutes el fin de semana.
un abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola, gracias por tus comentarios tan bonitos en mi casa, hacemos lo que podemos para que todo sea un poquito mejor.
Ya me gustaría que la mujer fuese tenia como lo que es, pero aún nos pasa como el tiempo de Jesús, pues como los niños no eran valorados, de ahí la frase: Dejad venir a los niños, de ellos es el reino de los cielos.
Bueno, deseo que el cielo entero no la mitad sea para todos.
No creo que pueda conseguir ese libro, solo se compran libros religiosos, en fin...no digo más.
Te dejo una sonrisa para el fin de semana
Con ternura
Sor.Cecilia

Myriam dijo...

Gracias por la recomendación, querida amiga.

¡Qué importante es el empoderamiento de la mujer! Ojalá que continúe en los paises en los que aún falta.

Besos