Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 13 de junio de 2011

Una gran paradoja.




"Al parecer, sólo los viejos son capaces de estar juntos sin decir nada y sentirse bien. El silencio es sagrado. Une a las personas, porque sólo aquellos que se sienten cómodos con la compañía del otro pueden estar juntos sin hablar. Es una gran paradoja”.

Fragmento de “The Notebook” de Nicholas Sparks.




20 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Pero hay que hacer un larguísimo recorrido afectivo y de aceptación, para lograrlo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Cuanta verdad mi querida Fayna, doy fe de ello, soy mujer de silencio y nunca me aburro, y cuando he compartido mi vida, en tiempos pasados, he podido vivir como ahora vivo
, el silencio de los enamorados.
Te dejo mi ternura y gracias por tus bellas palabras
Sor.Cecilia

María dijo...

El silencio puede llegar a envolverte de paz y de sosiego, y a veces, cuando estás con alguien en silencio, parece como si ese silencio hablara entre las miradas.

Muy bonita esta entrada, me ha encantado.

Un beso.

Kassiopea. dijo...

Es que a veces en silencio se pueden decir muchísimas cosas. Sí, no deja de ser paradójico.

Besos Fayna.

andré de ártabro dijo...

Estoy totalmente de acuerdo......¡Y cuantas cosa sepueden oir y decir en silencio...
Un beso

Mascab dijo...

Es muy cierta Fayna. Pero a veces un silencio vale más que muchas palabras. Cuando estamos bien con alguien, al sentirle cerca nos basta. La presencia de alguien querido, su lenguaje no verbal, ya nos dice lo que nuestro corazón necesita para estar en paz.

Besos, guapa!

Luismi dijo...

Curiosamente los viejecillos se hablan poco entre sí, pero cuando uno falta, se echan más de menos que nadie. Creo que es tanta la complicidad que tienen, que con sólo una mirada, basta.
Me gustó mucho tu entrada.

Besos.

Pilar dijo...

El silencio entre dos que se aman, es mucho más que silencio.

METAMORFOSIS dijo...

que bonita entrada y que gran verrdad.Cuando hay complicidad entre dos personas es super bonito estar al lado de ese alguien sin decir nada y escuchas sólo su respiración.

Adolfo Payés dijo...

Dices mucho aveces en silencio.

Un gusto visitarte.

Un abrazo
Saludos fraternos...

FELIZ DÍA DEL ESCRITOR...

Otra vez a viajar al olvido dijo...

me gustó mucho llegar aqui...

sabores compartidos dijo...

a veces es necesario el silencio,cuando se ha hecho un camino y se ha sembrado en condiciones. en los silencios tambien se habla, cada uno tenemos nuestro lenguaje y lo aplicamos sin esfuerzo cuando estamos con la persona que queremos.
un beso

Javier dijo...

Es una gran realidad, la violencia del silencio, cuando estás con una persona con la que no tienes confianza, es terrible.
Sin embargo, qué hermoso es el silencio cuando estás con alguien con la que toda palabra está dicha, y las sensaciones siempre son positivas.

Saludos.

MEN dijo...

El silencio puede ser terriblemente frio y terriblemente cálido. Casi siempre que aparece es para decir algo, por eso a veces sobran las palabras. Muy tiernas tus letras. Un bessito

tarja-tallulah dijo...

Cuando encuentras a tu alma gemela, con tan solo mirarte a los ojos...., sobran las palabras. Bonita entrada. Un beso infinito.

Simplementeyo dijo...

El silencio de ahora son las largas conversaciones de toda una vida, precioso.

He venido a invitarte a que recojas un enorme sol que tengo en mi blog para ti, he adelantado un poquito el verano jejej, espero que te guste.

Muchas gracias.

Un besito :)

Ricardo Miñana dijo...

¿Que bonito es el amor!,
te dejo mis saludos y deseo
tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Miguel de la T.P. dijo...

SOY PERSONA DE UN TREMENDO SILENCIO. PASE A VISITAR TU ESTUPENDO BLOG Y FUE UN HONOR.
DESDE JAEN UN ABRAZO

Lily dijo...

Hola, Fayna :)
Cuánto tiempo, no sé si te acordarás de mí.
Decirte que sigo leyéndote aunque en silencio, pocas veces tengo tiempo de sentarme tranquilamente y comentar. Pero te sigo, como desde hace meses :):)
Espero que estés bien.

¡Un beso!

espronceda- nictemero dijo...

Fayna: no quisiera se la oveja negra y que se malinterpretara mi comentario.
Es cierto lo que dices del silencio. Lo demuestran tantas ordenes religiosas que hacen de él su modus vivendi, pero no quisiera idealizarlo en caso de la vejez. La mayoría de los ancianos no tienen nada que decirse. Me refiero a los que llegan juntos a esa edad. Su silencia es expresion de su agotamiento de la convivencia. En cualquier caso el tema es objeto de dialogo reposado y todo lo largo que sea necesario y ese tiempo no lo tenemos .

Un beso silencioso