Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 16 de febrero de 2009

Con Narciso me topé.


Según el mito griego, Narciso era un joven de gran belleza cuya exagerada opinión de sí mismo le llevó a despreciar a todas las ninfas que se le acercaban buscando su atención. Como venganza, las ninfas más atrevidas se confabularon con Némesis, la diosa de la justa revancha, e incitaron a Narciso a que se enamorara de su propio reflejo en el agua de un lago. Él se embelesó de tal manera con su imagen que no pudo apartar la vista de ella y hasta dejó de comer y dormir. Finalmente, atrapado por su hermosura, intentó acariciar aquella figura que destellaba en la superficie del lago, con tal mala fortuna que cayó al agua y se ahogó. El protagonista de esta fábula ha servido para dar nombre al trastorno de personalidad narcisista.
Casi todos hemos tenido la oportunidad de conocer a hombres y mujeres narcisistas que poseen un sentimiento inflado de sí mismos. Estas personas son egocéntricas, egoístas con fuerte tendencia a vanagloriarse de sus propias aptitudes y a tratar a los demás con desprecio, como seres inferiores, son petulantes, engreídos... Ensimismados, son incapaces de liberarse de los sentimientos de grandiosidad que les separan de los demás mortales. Estas personas no dudan en utilizar la fuerza física o mental, el poder económico o político, o la información que poseen, cuando se proponen subyugar y humillar a sus semejantes. Individuos que emiten rayos de autosuficiencia, de invulnerabilidad y de poderío existen en todos los niveles y ámbitos sociales. Si hay algo con lo que no puedo es con este tipo de gente, me exaspera!. Desde los órganos de gobierno de la clase política hasta los centros académicos, pasando por las organizaciones religiosas, clubes deportivos etc este tipo de personas hacen imponer su voluntad; aunque más ocultos, no faltan tipos narcisistas que hacen estragos en el seno familiar y en el ámbito escolar. Incluso los hay que funcionan por libre.
En los anales de la Historia es fácil encontrar tiranos, déspotas y dictadores que han gobernado motivados por ideologías cimentadas en su supuesta superioridad personal sobre los ciudadanos,como por ejemplo: Adolfo Hitler, Mao Zedong, Benito Mussolini, Francisco Franco, Radovan Karadzic, etc. Sus inclinaciones violentas salían a la luz tan pronto como percibían la menor crítica o les parecía que no eran respetados como debían serlo. Más recientemente, el motor del terrorismo se alimenta casi siempre del fanatismo religioso, quienes están convencidos de que solo siguen el mandato de Dios para eliminar a los "infieles" se sienten superiores. En la mente de estos fundamentalistas devotos y violentos, matar por una causa divina es garantía de una existencia dichosa y eterna en el más allá.
Las heridas del "ego" narcisista son siempre lacerantes y peligrosas, sobre todo si ocurren en público, y si no, fíjense en la carretera. En muchos casos la furia de un conductor se desata cuando interpreta el comportamiento al volante de otro como un insulto personal, una humillación que requiere un escarmiento inmediato. El acoso escolar es otra forma de violencia en la que los narcisistas juegan un papel fundamental, los acosadores suelen ser chicos y chicas provocadores que se autovaloran, en gran medida, por su capacidad de dominar física o emocionalmente a sus compañeros, como contrapartida, la mayoría de las víctimas del ensañamiento escolar son personas pacíficas, tímidas, introvertidas y sobre todo vulnerables.
¿Qué motiva a los seres humanos a recurrir a la agresión cruel contra sus semejantes? Numerosos estudios demuestran que es el sentido de superioridad el combustible que impulsa a las personas a utilizar la violencia. La mayoría de los expertos asumía hasta no hace mucho que los perpetradores de casi todos los actos violentos son individuos con complejo de inferioridad, gente frustrada que busca apaciguar su autodesprecio agrediendo a personas vulnerables. Pero, las últimas evidencias científicas demuestran que la propensión al despotismo, al crimen y a la violencia cruel es una característica bastante común de individuos narcisistas con un alto nivel de autoestima. Luego entonces es necesario hacer una clara distinción entre la autoestima saludable o constructiva y la autoestima narcisista o destructiva. Mientras en la primera se alimenta un sano bienestar y desarrollo propio y hacia los demás, en la segunda se nutre el sentimiento de dominio , poder, y supremacía sobre los otros.
Para terminar quiero puntualizar que:
1º- Pienso que la personalidad narcisista no es necesariamente causa de violencia, pero ambas suelen ir de la mano.
2º- La inmensa mayoría de las personas, con independencia de su nivel de autoestima, son compasivas y pacíficas. De hecho , el rechazo a la violencia es uno de los atributos humanos más comunes y generalizados. La realidad es que los violentos narcisistas son minoría, aunque las consecuencias de su presencia entre nosotros son tan traumáticas, llamativas y conmovedoras que a primera vista parecen legión.
Pero ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con alguien que encaja a la perfección dentro de estos parámetros y hemos pensado: "Con Narciso me topé" ?


11 comentarios:

despe dijo...

me gusta mucho tu post tiene ese toque que va mas alla para comprender como una fabula llena de sabiduria puede retomarse a la actualidad saludos un beso y que pases buenas tardes despe

Elisa dijo...

Me encanto este post porque partiendo de una historia sacas a relucir la problemática narcicista que parece haberse incrementado en estos últimos tiempos. estas muy bien informada guapa, un gusto pasar aquí como siempre.
abrazos!
elisa

Kassiopea. dijo...

Pues mira mi jefa es así. Es déspota, se cree superior al resto de la humanidad, tiene unos delirios de grandeza impresionantes, es mezquina, y aprovecha la mínima ocasión para demostrar quién manda. Si a eso le sumas la dosis de maldad y amargura que lleva dentro, tenemos una persona única en su especie. Porque te juro que no conozco otra igual y espero no tener que tropezarme nunca con otra igual. Ojo, y no lo digo por que sea la jefa, antes que esta tuve otra que es una bellísima persona.
Yo creo que esta existe porque de todo ha de haber en este mundo.

Javi dijo...

Ay, mi querida Fayna, con cuantos y cuantas narcisistas de estos me he encontrado yo en la vida, en el trabajo, en plena calle, ves comportamientos de prepotencia y chulería barata en mucha gente. A mí sinceramente me dan pena, pero al igual que tú, consiguen exaperarme y a veces desearía no hacerles daño, pero si agarrarlos por las pecheras y darles unos meneos, a ver si volvían a la tierra.
De unos años para aquí, al menos personalmente, he notado que este tipo de actitudes se ha multiplicado exponencialmente entre la gente, ya no de alto status, sino en gente normal de la calle. Sinceramente....paso, con gente así, el que aquí suscribe no trata ni para tomar un café (ojo, tampoco quiero generalizar, no todo el mundo es así). Si todos fueran "Narcisos" a mi que me digan que trozo de Polo Norte queda libre...más que nada para estar alejado, solo y a mi bola.

Saludos
Javi

Fomenta el Trueque dijo...

http://fomentaeltrueque.blogspot.com/

a ver que os parece

Amanda dijo...

hola Fayna, que bonita tu plantilla, me encanta, sobre los narcisistas yo he conocido a varios y la verdad son dignos de lastima, un beso.

silicongirl dijo...

Hola preciosa,
primero decirte que me encanta el nuevo diseño del blog. Te ha quedado muy bonito.
Narcisistas me he encontrado con varios durante mi vida y resulta chocante cómo no tienen más amor que para ellos mismos. No pueden querer a nadie porque se sienten superiores a todo y a todos. Es muy triste.

Besitos

hargos29 dijo...

muy chula la plantila , y sobre lo de narciso , pues no se , cuando uno es feo poco tiene que mirar la verdad , un besazo desde galicia

Birdelo dijo...

Hola Fayna.

Excelente post, me ha gustado mucho. Antes escuché la palabra, aunque nunca imaginé que detrás de ella estuviera toda esta historia, jejeje!.

Saludines compi y suerte!.

lys dijo...

Es un placer leer escritos como este que toca, partiendo de la leyenda, el problema que puede derivar de la contemplación excesiva del yo.

Te dejo un beso.

Birdelo dijo...

Decierte también amiga, se decía de otro rey griego que era disque tan hermoso que lo confundían con una mujer. Estos griegos!!!.

Saludines ;).