Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 23 de febrero de 2009

MALAS INTENCIONES.


Lloviznaba cuando subí al coche, ya era tarde y había caído la noche. Me disponía a regresar a casa, tenía que recorrer más de 40 Km por lo que me acomodé, puse un cd de Bryan Adams e inicié la marcha.
En Fuerteventura los pueblecitos están dispersos, la mayoría de la población se concentra en los centros turísticos y la capital y en cuanto sales de los cascos urbanos la soledad es tu fiel compañera ya que el tráfico es escaso y la presencia humana también. Si a esto le sumas la completa oscuridad de la noche,sin ninguna iluminación en la vía, ni tampoco la referencia de alguna casa cercana, el más mínimo incidente con el coche se convierte en una película de terror porque te quedas tirada más sola que la una.
Esa noche todos estos factores se multiplicaron porque además llovía por lo que la visibilidad era practicamente nula, no obstante, yo iba muy tranquila y relajada porque no tenía prisa y confío plenamente en mi coche ya que me da mucha seguridad. Al contrario de lo habitual, decidí ir por el camino más largo por dos razones, primero porque como además de la lluvia hacía viento, atravesar por las dunas del Parque Natural era como meterse en medio de una tormenta en el desierto y en segundo lugar porque no quería saturar el motor del coche con la cantidad de arena que iba a encontrarme en suspensión. Así que dejé atrás la capital y en la circunvalación opté por ir por el interior.
Ni a un alma me había tropezado en la carretera después de haber recorrido como 10 Km, pensé: "Como se me pinche una rueda la llevo clara porque no se ve un pimiento ni llevo móvil encima".
Pasado el primer pueblecito repentinamente me encuentro con un coche, literalmente parado en medio de la vía, y con las luces encendidas. En un primer momento pensé que no estaba parado sino que circulaba muy despacio porque se veía muy poco, pero a medida que me acercaba comprobé que no, que estaba parado allí en medio. Tuve el impulso de detenerme a su altura, bajar la ventanilla del coche y preguntar si necesitaban ayuda, pero en el último momento, (no sé muy bien que fue lo que me hizo desistir de esa idea) invadí el carril contrario, eludí la raya continua y le adelanté sin más. Acto seguido miré por el espejo retrovisor y vi cómo el coche aceleraba y se me pegaba detrás de una manera muy intimidatoria y como atosigando, disminuí la marcha para que pudiera adelantarme y así quitármelo de encima pero mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que no sólo no me adelantaba sino que comenzó a picarme las luces largas, por lo que quedé completamente encandilada y se situó a una distancia de mi guardabarros trasero tan corta que pareciera que estaban sentados en el asiento de detrás. No daba crédito a lo que me estaba pasando, no distinguía a los ocupantes, ni siquiera sabía el color o el modelo del coche, no sabía qué querían ni qué demonios estaba pasando, empecé a tener miedo.
Las carreteras en la isla tienen unas rectas interminables y son muy llanas pero casualmente el tramo en el que me adentraba era extremadamente sinuoso y con altura porque había que descender por una montaña. Intentando mantener la templanza y a la vez muy inquieta por la situación, decidí acelerar para ganar distancia ya que sin llegar a tocarme, tenía la sensación de que me estaba empujando y por supuesto estaba consiguiendo asustarme. A 140 KM/h por una calzada con límite de velocidad 70Km/h iba presa del pánico, con esta gente pegada a mi trasero y sin nadie en Kilómetros a la redonda, el panorama era muy desalentador y varias veces pensé que no iba a llegar a casa, que me iba a matar en la carretera.
Constantemente me encuentro con la guardia civil, diariamente hay radares, pero esa noche nada de nada. Pensé varias veces que no iba a llegar a casa de ninguna manera porque iba pasadísima de velocidad y si frenaba se empotraban detrás de mí. Poco a poco volví a reducir la velocidad, saqué la mano por la ventanilla e hice el gesto de que pasarán, pero no me adelantaban, no querían hacerlo, no sé a qué estaban jugando o a dónde querían llegar. Mientras conducía era consciente de que iba a perder el control en cualquier momento, me temblaban las piernas, el corazón me latía como caballo desbocado y sabía que no tenía otra opción que seguir adelante procurando que no me sacaran de la carretera y dirigirme a toda velocidad a la casa cuartel de la guardia civil que queda de paso en el pueblo de La Oliva. En una ocasión se pusieron a la par de mí intentando cerrarme hacia la derecha para luego volver a situarse pegado a mi trasero.
El ángel de la guarda estuvo acompañándome todo el camino porque estoy segura de que otras personas en parecidas circunstancias hubiesen tenido un pésimo final. Tuve la gran suerte de que al alcanzar el cruce que está justo al lado de la casa cuartel, viendo la dirección que tomaba cambiaron el rumbo y se dirigieron en sentido opuesto. Cuando me aseguré de que habían desaparecido...!! Gracias Dios mío!!...
No paré en la casa cuartel, no quería bajarme del coche, tenía un miedo que me moría. ¿Qué les iba a decir? no tenía datos, ni siquiera sabía el modelo del coche ni el color, ni nada de nada... En un segundo volví a girar y 10 minutos más tarde estaba vislumbrando a lo lejos el alumbrado de Corralejo. Cuando por fín llegué a casa no pude quitar importancia a lo ocurrido, tenía la cara desencajada y no me tenía en pie de la tensión que había soportado.

Estuvieron intentando que sufriera un accidente... ¿Cuál era el motivo? ¿Diversión? ¿Estaban bajo los efectos de alguna sustancia? ¿Transtornados?... No lo sé, de lo que estoy segura es de que eran personas con muy "malas intenciones".




19 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Fayna, se me acaban de poner todos los pelos de punta... Dime que eso no te pasó a ti y que era sólo un relato.
Yo no sé si hubiese tenido la suerte de llegar bien al final de ese viaje de pesadilla. De noche, con la carretera mojada y esa tensión, de verdad no lo tengo muy claro. ¿Pero qué clase de gentuza se para en medio de una carretera esperando que les adelante algún coche para luego hacer eso?
Afortunadamente no ocurrió nada, pero podría haber ocurrido.

Y hazme un favor. No salgas NUNCA sin el móvil, porque a lo mejor simplemente marcando el 112 te localizan la llamada y salen a tu encuentro.

VIVIR dijo...

Hay dias dificiles... ¿verdad?...

¡no ganamos "pa" disgusto...!!!

Pasate por mi blog y llevate el premio VIVIR ....

Un beso preciosa mia

Javi dijo...

Buff Fayna, menuda historia, me alegro de que no te haya pasado nada. Hay mucho loco por el mundo adelante. Kassiopea te comenta que no salgas sin el móvil, y yo te "aconsejo" (aunque no soy nadie para hacerlo), que la próxima vez acudas al Cuartel de la Guardia Civil, ya sé que no tenías datos que aportarles, pero por lo menos si dar cuenta de lo sucedido. Luego ya serían ellos los que estableciesen operativos de vigilancia si así lo consideran oportuno.

Insisto, me alegro de que todo haya quedado en un susto. Qué país por Dios!!!

Un Beso
Javi

Kassiopea. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Javi, tendrías que haberlo denunciado, al menos que sepan lo que está pasando. Yo es que como conductora habitual que soy, aunque me muevo más por ciudad que por carretera, se me pone la carne de gallina solo de pensarlo.

Besos.

despe dijo...

amiga que horror yo me puse de narises con tu relato hay tanta gente chiflada en las carreteras afortunadamente y Dios mediante no paso a mas escalofriante uff cuidate mucho no agarres chansa Fayna siempre contigo carga el movil no estaria mal uno de esos aparatitos electricos y los dejas mareados la defensa en todo es permitida creo que las malas intenciones que se tenian las dejaron al demostrar que no les tenias miedo aunque por dentro estabas atemorizada tuviste todo el tiempo control de la situacion sin embargo pienso que solo trataban de atemorizarte a lo que desistieron despues de ver que no los pelaste a lo que pretendian pero por otro lado pensando mas alla como dice kassiopea hubiese podido ocurrir otra cosa asi que en el bolso el movil y la cosita que contiene pimienta o el electrico y no dejes acercarte a nadie en esas circunstancias ni te detengas , gracias por tu comentario en mi blog y por que te ha agradado el premio gracias y como dijo un amigo para un leon otro leon tú ojos abiertos y calmadita siempre con precausion un beso y buenas tardes your friend despe.

Tashano dijo...

Fayna cielo, si me has tenido en tensión todo el rato, me puedo imaginar como debiste pasarlo...¡que horror!.
Para mi esta historia no es la primera vez que la oigo, a mi marido lo trataron de sacar de la carretera también, de hecho la gracias nos costo 300.000 pesetas de reparación de coche, pero al menos a el no le paso nada.

La próxima vez(que espero que no pase) da cuenta a la Guardia Civil, mi marido fue al cuartel y allí le dijeron que no era el primero al que había tratado de sacar de la carretera la misma persona...al final lo cogieron.

Me alegro que llegaras a Los Realejos bien, y que todo quedara en nada.

Si te pasa por mi Blog del Mundo de Luthien , tienes un regalito para ti.

Un besazo mi cielo

Elisabeth dijo...

ufff madre mia q no te pasó nada,pero q susto por favor,,,,, a esta gente le deberian de retirar el carnet y pasar a la sombra mucho tiempo no hay derecho de q asusten a las personas y puedan llegar a hacer q se tenga un accidente


besitossss y me alegro q solo terminara en un susto

Birdelo dijo...

Hola Fayna.

Querida amiga, me has dejao con los pelos de puntas.
Entonces esta gente solo te siguió y siguió?. No creo que hayan estamos bajo efectos de sustancias, esto es un claro asalto o algo por estilo.

Dios estuvo siempre contigo, primero al no detenerte cuando viste que estaban detenidos, y segundo a sacar fuerzas y poder seguir adelante, a mi me hacen joderme la vida, creo.

De todas maneras comparto con Javi y Kassio, debistes pararte y denunciar. Te imagínas que hubiesen querido seguirte de nuevo? que hubiese pasado?.

Saludines querida amiga y cuidate mucho. Siempre debemos pasar por muchas cosas en este mundo de vivos!.

Un abrazo ;).

Amanda dijo...

eso mismo le pasó a un familiar mio en Madrid, tuvo la suerte de coger la matricula y denunciar, pero lo pasó fatal, a mí conducir por la noche me da panico, y si me pasara algo así me moriría, pero ya sabes hay gentuza en todos los sitios, un beso.

Yaiza dijo...

Por fin puedo entrar a dejar comentarios madre mia, dos dias sin poder, y tampoco entrar hoy en los blog.

Fayna cariño, vaya susto tendrías en el cuerpo, esque te imagino y que miedo.

Precisamente iba yo a contar un caso que me pasó hace una semana, y que aún lo pienso en lo que pudo haber pasado, pero, esto tuyo ha sido mas fuerte.

Un abrazo, y aver y charlamos un dia por el chat.
Un abrazo!.

Elisa dijo...

fayna querida gracias a Dios que estás bien!! que horrible lo que te ocurrió, son cosas como las que te sucedieron que nos hacen preguntarnos: "que pasa en el mundo??? " las carreteras son un peligro en todos lados, no solo allí, aquí tambien. Yo no hubiera llegado a salvo a casa si hubiera estado en tu lugar.
un gran abrazo fayna y por favor cuidate mucho!!
Elisa

Nelson Diaz dijo...

Mi siempre querida y bella dama, he leído con calma tu relato, y no puedo menos que expresarte mi profundo agradecimiento a todos los Ángeles que te acompañaron para que no pasara de una desagradable experiencia que ahora cuentas como una anécdota mas en tu vida cariño. Gracias a Dios esa mala intención que pudo haber existido nunca llego a concretarse. Tengo pendiente nuestro “proyecto en conjunto mi querida Fayna” esta semana me organizo y te escribo al respecto, por favor disculpa mi falta de tiempo para visitarte mas seguido mi querida y genial amiga. Desde aguas venezolanas un abrazo inmenso cargado de montones de aprecio para ti y los tuyos corazón, y que los Ángeles me la sigan protegiendo.

Arwen dijo...

Dios mio Fayna que susto mas grande te llevaste!!! me alegro que solo quedara en eso y por Dios no te dejes nunca el movil!!!yo vivo tambien alejada del nucleo urbano y algun vez me lo he dejado y he vuelto atras a por el...te mando un abrazo muy fuerte

hargos dijo...

Hola preciosa, como dice mi abuela hay gente pá to, que le vamos ha hacer tiene que haber animales de todas las clases, un saludo fuerte y me alegro de que estes bien

Sandra dijo...

Gracias a Dios no pasó a mayores, y todo quedó en eso "malas intenciones" Dios estuvo contigo y por eso mismo lograste salir bien de todo. Ya imagino el miedo que has tenido y fuiste valiente en verdad, bien por ti, y me alegra que no haya pasado nada malo.

kaka dijo...

Hola Fayna!

Vaya, que desagradable.

Bueno, esto demuestra que hay colgados en todos los lugares, pero habría que curarles la locura de alguna manera, porque no todos tienen siempre la misma fortuna.

Por ejemplo, he leido hace poco que aquí en Galicia no sé en que sitio, unos chavales casi matan a un fulano por tirar un pedrusco a la carretera desde un puente, le encestaro la piedra en parabrisas quedo inconsciente y se espetó en algún sitio (es que no recuerdo los detalles).

Un abrazoo!

Vesta dijo...

Buenos días Fayna, ¡menudo susto que te has llevado y nos has hecho pasar a tod@s contándonoslo!

Creo que fuistes muy valiente y que nunca perdiste los nervios. No sé si yo hubiera podido hacer lo mismo, la verdad.

Pero tengo que reprocharte algo. Tenías, y aún puedes hacerlo, que haber ido a la Guardia Civil y contar lo que te estaba sucediendo, aunque no tuvieras datos concretos que ofrecerles. Tal vez, ellos, conocían a estos delincuentes, su forma de actuar y de intimidar o el peor de los casos los hubieras puesto en antecedentes sobre lo sucedido para evitarlo en el futuro.

Supongo que desde fuera se ve más fácil, pero comprendo que pudieras haberte sentido como "histérica incongruente" ante la Guardia Civil.

Otra cosita, ¿cómo se te ocurre salir sin móvil en esa isla? Por favor, mi niña, no te olvides más y si no tienes, cómprate uno inmediatamente. Y además, creo que es conveniente que comuniques a tu familia si piensas cambiar la ruta habitual por otra para que ellos tengan conocimiento de ello, ¿vale?

Me he asustado mucho por ti, pero que mucho. Gracias a nuestros ángeles protectores y a tu ángel especial, no sucedió nada más grave.

Creo que esas personas no hacen por pura diversión, es decir, por pura maldad. Les divierte sentir como otra persona se siente asustada, intimidada y recurren a la complicidad de la noche y de las condiciones de ésta para realizar sus fechorías. Es posible que hasta fuese una apuesta: "si no se para, lo seguimos y lo asustamos"; porque si te hubieras parado, hubieras visto sus caras, cuántos eran, la clase de coche, ... Demasiados conocimientos. También cabe señalar que no fueran del país y que fuesen extranjeros con algunas copas de más, que querían pasar un buen rato y desgraciadamente, te tocó a ti.

Bueno mi niña, prométeme que te cuidarás un poco más, ¿vale? Te quiero amiga y me preocupas.

¡Sé feliz y mantén tu precaución!

Besitos,

Vesta, desde mi corazón.

silicongirl dijo...

Fayna me has puesto los pelos de punta. No entiendo cómo puede existir gente así.
Si yo hubiera estado en tu situación puedes estar segura de que no hubiera salido tan bien parada debido a mi inexperiencia al volante.
Me alegro muchísimo de que todo haya quedado en un susto pero no me explico qué intenciones eran las que tenían.

Un beso reina

Aristides Echauri.Com dijo...

Gracias a Dios no te paso nada..... no fue un accidente... sino un milagro que no te habian hecho nada.... no sabes si alguien te ha hecho alguna broma pesada o algo???

Saludos...

www.AristidesEchauri.Com</a