Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 12 de octubre de 2009

Paciencia.


Tomé una inspiración profunda conteniendo el ímpetu, dejé caer la vaporosa cortina blanca tras de mí y eché a caminar sin rumbo fijo haciendo un intento desesperado por aplacar mi malestar. Jamás he llevado bien las discusiones, las confrontaciones directas me desestabilizan.
Eran las 15,00H. y el sol caía a plomo, mi respiración se agitaba al mismo tiempo que se enrojecían los cachetes, empezaba a sentir la humedad del sudor por todo mi cuerpo. Quise alejarme, quería desaparecer, al menos por unas horas.
No iba a parar de caminar hasta llegar a la cala, después de estar andando durante un buen rato, mis pies comenzaban a sufrir las consecuencias, la arena ardía y mis esclavas eran incapaces de aislarme del fuego que salía de la duna, aún así, seguí andando, me quemaban más los pensamientos que los pies.
Dame paciencia - me repetí varias veces.
Odio sentirme así - en otras tantas oportunidades.
¿Cuántas veces a lo largo de mi vida he anhelado meterme en la máquina del tiempo y aparecer sola en un lugar lejano? ¿5, tal vez, 6? ¿Es eso de cobardes? Si no lo he hecho es porque no soy realmente libre, porque no estoy sola y porque soy incapaz de hacer daño a los que me quieren y necesitan. Además, estoy segura que conociéndome, me iba a querer volver en cuanto me tranquilizara.
¿Es que no entiende que las cosas no pueden girar en torno a sus deseos, a sus caprichos? ¿Es que es tan complicado hacer un esfuerzo por comprender lo que se le está intentando explicar? ¿Por qué demonios tiene que cerrarse en banda? !Me exaspera su postura!.
A 15m de la orilla y con la vista fija en el mar, fui despojándome de la ropa. Ni un alma a la redonda. Me saqué la minifalda vaquera, la camiseta, lancé al aire mis esclavas negras y totalmente desnuda, en comunión con la naturaleza, corrí al agua.


*Lo que es imposible de corregir, la paciencia lo hace tolerable.* HORACIO.





20 comentarios:

Romayris dijo...

Muchas veces al igual que este escrito he ido corriendo al agua.

La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.

Saludos

Kassiopea. dijo...

Yo es que no tengo mucha paciencia. Exploto, aunque se me pasa pronto, pero ese primer arranque lo tengo.

Montse dijo...

Te envidio la capacidad de poder abstraerte para marchar y perderte. Me encantaría poder hacerlo y sublimar, al menos de momento, esas discusiones bizantinas cuando alguien se cuadra y digas lo que digas, nunca va a cejar en su empeño.

Ese mar que te recibió, seguro que calmó, después de la enorme caminata, ese ansia de desaparecer.

Ánimo preciosa, ármate de paciencia y no te agobies.

Besitossssss

Amanda dijo...

la paciencia es un don que pocas personas tienen o tenemos, sin embargo la paciencia trae siempre buenos resultados, te mando un beso enorme y sigue adelante.

mariajesusparadela dijo...

Hiciste lo correcto, creo yo.
No debes pedirte ´mas.

Paco Alonso dijo...

Bien hecho..el agua es un buen calmante, despeja las dudas y tranquiliza el alma.

cálido abrazo

hargos dijo...

mi preciosa, amiga la paciencia es un don , no una virtud, espero que el mar , te hubiera liberado, un besito preciosa

Juanjo dijo...

EL mar todo lo purifica.

Aunque la paciencia cuesta, como te dice Romayris, sus frutos recompensan.

Un abrazo guapa.

carmen dijo...

Muy bien, Fayna!

Pediste "paciencia" y esta te llegó, justo para apartarte del conflicto y refrescar tus pensamientos.

Dicen que la paciencia es algo de lo que nunca se tiene suficiente, siempre se puede pedir más.

Un abrazo!

YAIZA dijo...

Que manera mas refrescante de relajarse, bañandose desnuda.
Procura ser mas paciente sino un dia te va a dar algo, o al menos saldrás ardiendo por los pies.

Ya me estoy poniendo al dia, parece que ya todo se va tranquilizando y mi padre mañana va para casa.

Besos.

*Luna dijo...

Hola cielo bello texto el agua rwlaja mucho
un beso

FAYNA dijo...

Romayris:
Es cierto, siempre recompensa armarse de paciencia. Recibe un saludo cordial y mi gratitud por tu comentario.

Kassiopea:
Si se te pasa pronto, esa es una gran virtud. Es importante no ser rencorosa. Besos nena.

Montse:
Abstraerme y perderme es la forma más eficaz que tengo de tranquilizarme. Entrar en el mar, dejarme flotar... hace que la adrenalina baje rápidamente. Al salir del agua me encontré mucho mejor. Gracias cielo por tus acertadas palabras. Besos.

Amanda:
Estoy completamente de acuerdo contigo. Ser una persona paciente, es tener media batalla ganada.
Gracias por estar siempre cielo.
Muchos cariños.

María Jesús:
Que me lo digas tú, es un gran estímulo para mí. Gracias.

Paco Alonso:
Ese baño clarificó ideas, depuró pensamientos... Tienes razón cuando dices que es un buen calmante. Un abrazo.

Hargos:
Si no me liberó del todo, al menos templó mis nervios y consiguió serenerme. Bicos.

Juanjo:
Tú y yo sabemos que todo lo que recompensa necesita de un esfuerzo importante.! La paciencia no iba a ser menos! jaja. Un abrazo grande.

Carmen:
Tu comentario no tiene desperdicio. De la primera a la última letra coincido contigo. Recibe un cariñoso abrazo.

Yaiza:
Son kilómetros de playa, es fácil encontrarse completamente sola, me bañé desnuda porque salí tal y como estaba.
Me alegra en el alma que tu padre se esté recuperando y vuelva a estar en casa enseguida. Disfrútalo mucho, mucho. Besosss.

Luna:
Para mí es el mejor relajante...y !encima es gratis! jeje. Besos.

Mery dijo...

No hay nada mas relajante que una baño en el mar para soltar tensiones, y si encima estas desnuda, te sientes mas libre aun, es maravilloso sentir esa sensacion de libertad, yo lo suelo hacer muchas veces, y me quedo como nueva, luego vemos las cosas diferentes, o por lo menos con mas tranquilidad, un abrazo, feliz dia.

Juanjo dijo...

Tienes un pequeño guiño en mi post de hoy:

http://juanjoyraquel.blogspot.com/2009/10/no-llames-al-tecnico-lo-arreglo-yo.html

Si te apetece, allí te espero.

Tomasson dijo...

lindo relato amiga Fayna, da que pensar y te hace ver realidades de la vida. Lo mejor, la manera de ahogar todo lo que te presiona. Un beso amiga

Myr dijo...

Maravilloso relato con una excelente resolución: Nada mejor que el agua calida para calmar los ánimos!

Muchos besos.

ADELFA MARTIN dijo...

No cabe duda que el contar hasta...100...tiene sus recompensas, auque sepamos que no vaya a ser la ùltima vez, nos encontrà mas preparadas, porque la paciencia hay que cultivarla


hermoso

Laura-Sujami dijo...

Siempre se ha dicho que la Paciencia es la madre de la ciencia, osea que... ya sabemos, jeje.

Pásate cuando puedas por mi espacio, te espera algo. Un besito cariño

Deybi dijo...

Mira que cosa. Yo también a veces quisiera dejar todo votado y correr, correr mucho hasta más no poder. Llegar a un sitio donde no haya ni un solo alma.

La paciencia, ¿qué es? Ese término es nuevo para mí.

VIVIR dijo...

Yo me e visto muchas veces en esa situación e hice lo mismo... y eso que no se nadar.... pero ni pasó nada ni pense en ese o esos momentos en el peligro.... a veces me entran ganas de volar... muchas veces... y algún día lo conseguiré...

Un beso Fayna