Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

lunes, 1 de marzo de 2010

Viniste a por lana y saliste trasquilada.


El arma más sofisticada que posee el ser humano es la palabra.
Decía Marcel Aymé que algunas personas son tan falsas que no son conscientes de que piensan justamente lo contrario de lo que dicen, tú vas un paso más allá, nos dices conscientemente lo contrario de lo que piensas, con la única finalidad de enmascarar tu oscuro interior y sacar beneficio propio.
Siempre has obtenido tus pretensiones a costa de vías nada honorables, a base de presiones emocionales y aprovechándote vilmente de la bondad y la permisibilidad de mi familia. Te has lucrado a costa de mis padres todo lo que has querido sin demostrar jamás el más mínimo de los agradecimientos, más al contrario, devolviendo desaires e intentando incansablemente someternos, aunque para ello tuvieras que emplearte a fondo minando y carcomiendo la mente de tu escudo protector. Eres interesada, calculadora, arrogante, mentirosa, patologicamente celosa y.... completamente estúpida; pero si hay algo en este mundo que hace que la sangre se me agolpe en la cabeza, que mis sentidos se enturbien y saquen de dentro lo peor de mí, es el maltrato en cualquiera de sus vertientes.
Hemos claudicado muchos años con ruedas de molino simplemente por el hecho de evitar confrontaciones innecesarias e irremediables daños colaterales, pero cuando menos lo esperaba cometiste tu peor error, la justicia divina me puso en bandeja de plata la oportunidad de enseñarte los colmillos y hacerte bajar vertiginosamente de la nube irreal en la que llevabas meciéndote tanto tiempo.
Escúchame bien, no voy a permitir bajo ningún concepto lo que ahora te propones, se terminaron las contemplaciones. Tengo el poder de evitarlo y eso hace que te retuerzas como un perro sarnoso, ten muy presente todas y cada una de las palabras que ayer te dije, porque te juro que aunque sea lo último que haga, como te atrevas tan siquiera a hacer el amago, te pongo de patitas en la calle, porque recuerda que la casa en la que vives es de mis padres, como absolutamente todos los bienes materiales de los que has estado disfrutando años y años. Te tengo cogida del cuello y sólo puedes optar por dos salidas: O te comportas y le dejas vivir en paz, o te doy la estocada de gracia que tanto temes sin despeinarme.
Ayer viniste a por lana y saliste trasquilada.


14 comentarios:

Myr dijo...

Woooooooow

mariajesusparadela dijo...

A eso se llama poner las cosas en su sitio.

Paco Alonso dijo...

La palabra siempre pero bien pensada por favor.

Gracias por compartir las tuyas.

Cálido abrazo.

Deybi dijo...

Muy buena reflexió, Fayna. También las personas pueden decir diferente de lo que piensan por la presión social. Con miedo al ser rechazado o que lo que piensa no sea bien recibidio.

Además me acuerda a algo que una vez me dijeron, que no podemos decir todo lo que pensamos.

Kassiopea. dijo...

Por desgracia hay muchas personas desagradecidas y sin escrúpulos que abusan de la buena fe de los que les rodean.

Si te has tropezado con una de ellas y puedes pararle los pies me parece estupendo.

Ya dicen que el tiempo pone a cada uno en su sitio, y qué cierto es.

Un beso.

Amanda dijo...

Dios le da a cada uno lo suyo, solo hay que saber esperar, un beso grande Fayna.

Juanjo dijo...

Eso, eso... Poniendo los puntos sobre las ies.

besos guapa.

Javi dijo...

Hola Fayna:

Gracias por pasarte por mi Blog, sabes que también me acuerdo mucho de ti. Espero estés bien. Sé feliz :)

Biquiños
Javi

El Drac dijo...

Mejor no voy a preguntar a quién le diriges el texto, que no es precisamente una declaración de amor; auqnue amos tal vez sí haya habido auqnue sea de mentiritas

espronceda dijo...

Fayna: Debe ser grave cuando te expresas con esa dureza que desconocía. Haces bien en parar a los chacales.Si te puedo aconsejar en algo por mi experiencia jurídica aquí me tienes. Ahora solo te aconsejo, si ya has enseñado las uñas, toca ser prudente con lo que dejas reflejado publicamente aunque no haya constancia de a quien se lo dedicas. Sobre todo Fayna, veo que has sufrido o estas sufriendo por la situacion. No lo merece nadie.

Un beso y como siempre a tu lado

FAYNA dijo...

Myr:
Una expresión muy gráfica la tuya,jaja. Besos.

María Jesús:
Esa exactamente es mi única intención.
Gracias por estar.

Paco Alonso:
Por supuesto, gracias a tí por opinar.

Deybi:
Te aseguro que este no es el caso cielo. Un cariño para tí.

Kassiopea:
Justo eso, tarde o temprano tenía que caer por su propio peso. Besos.

Amanda:
En este caso está siendo así. Todo mi cariño para tí.

Juanjo:
A veces es necesario. Saludos.

Javi:
Espero que tú también lo seas y muuucho. Bicos.

El Drac:
El amor y el cariño nunca pueden ser de mentiritas, o lo sientes o no lo sientes. Lo contrario es engañar y jugar con los sentimientos, algo muy reprochable y perverso. Un saludo grandote.

Espronceda:
Querido Miguel, tu respuesta me hace sentir como si me conocieras de toda la vida, realmente jamás hubiese llegado a este extremo si no considerara que, permitir su propósito, sería como hacer oidos sordos ante una canallada tremenda, con el agravante de que recaería directamente sobre un inocente. Eso no entra para nada dentro de mis esquemas, y es eso precisamente, lo que me ha dado la fuerza y el valor necesarios para coger el toro por los cuernos y devolverla, de ipso facto, con una patada en el trasero al redil. (Está de más decir que de modo figurado, claro).
Muchás gracias por tu ofrecimiento, agradezco ese detalle en el alma, pero no es necesario Miguel, tengo los cabos muy bien atados en ese aspecto. Después de la severa conversación que tuve con ella el Domingo, no se atrevió a dar ese paso, porque sabe muy bien que tiene todas las de perder, no porque si sale de esa casa se vaya a quedar en la calle, para nada, tiene liquidez de sobra para vivir de alquiler e incluso para adquirir una vivienda, pero claro, menguaría su presupuesto, es mucho más cómodo parasitar como lo ha hecho desde que dió con mi familia. Renunciar a su alto ritmo de vida le supondría un trauma insalvable, así es que como la conozco muy bien, no sacrificará su "doce vita" mientras no sea estrictamente necesario, aunque por otra parte, te adelanto que ese momento llegará tarde o temprano, y me temo que, para ese entonces, ya se habrá dilapidado hasta el último euro que recibió del plan de pensiones, seguro de vida y demás... !A ver qué hace después!.
Querido Miguel, es una situación muy dolorosa para mí, !no te haces una idea!, pero por encima del dolor está la obligación moral y a mí me educaron con ciertos valores a los que nunca renunciaré.
Muchas gracias por tus palabras, por tu ayuda, por tus consejos y por ser como eres.
Todo mi cariño y afecto para tí Miguel.

VIVIR dijo...

Prima eso es arte de 24 quilates...

Así se habla... por derecho y a compás...


Te quiero prima...

Angélica Mora dijo...

Me alegro de que estes mejor.
besos

espronceda dijo...

Fayna: ! Que más quisiera yo que haberte conocido de toda la vida !
¿ Sabes qué ? Lo único que tengo es la experiencia que la vida, ya larga, me ha ido dando.
No se sabe como ni porqué a veces llegan la familia indeseables. Lo mejor es hacer lo que has hecho. Pero sobre todo no sufrir que la vida o mejor dicho el sufrimiento está para otras situaciones. Algunas ya las has vivido.

Un beso