Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Un golpe de suerte.


Y de tanto ansiarlo olvidé que lo estaba esperando...

¿Como hace la gente para tener suerte? ¿De verdad solo tienen suerte o existe una receta?
- No creo que exista una receta. Lo importante al principio es elegir un traje que te vaya, en el que te sientas bien y, poco a poco, lo agrandas, lo haces a tu medida. Poco a poco. Tú vas demasiado rápido. Tú ves lo grande enseguida y te saltas los pequeños detalles que son importantes. No se tiene éxito a la primera, se va colocando una piedra y después, la otra. Hay que aprender a hacer las cosas una a una como se presenten y después, podrás ver más grande y un poco más grande y un poco más grande... Si vas despacio construyes, si vas demasiado deprisa, todo se hunde rápidamente...
Extracto de "Los ojos amarillos de los cocodrilos" por Katherine Pancol.

He visualizado tantas veces este proyecto en mi cabeza, que poco a poco se estaba diluyendo, alejando, apagando. El tiempo se había encargado de acomodarlo de manera latente en un rinconcito, aplacando mis ansias... y aunque la ilusión por verlo algún día realizado siempre había estado ahí, entendí que lo mejor era dejarlo dormir por el momento y centrarme en vivir el día a día con lo que tenía, que no era poco.
Las cosas importantes suceden cuando uno menos lo espera y ayer sonó la flauta. Hoy veo un poco más grande, un golpe de suerte me puso en bandeja de plata los medios para llevarlo a cabo.
Voy a estar unos días fuera de la isla, arreglando papeleos, y como ya se sabe que las cosas de palacio van despacio, espero no demorar mi vuelta al blog en más de una semana.
Cuando tenga completamente cerrado el asunto, os lo cuento.



11 comentarios:

Marta, Simplemente Marta... dijo...

¡Mi reina mora! Cuando tú tienes una idea, tiemblan hasta los cimientos de la tierra... Pero ya me enganchaste con la curiosidad... Creo entender lo que quieres decir, y si entiendo bien, algo parecido sentí en Somos Ángeles en la Tierra...

Te deseo de corazón que seas sagaz en la búsqueda de tu suerte, y que separ hacértela también, que de eso sabes lo que no está escrito... Te dejo mi cariño, mi beso amoroso y mi flor de la suerte (jajaja)

LILIANA dijo...

Que lo que emprendas te vaya bien y te llene de gran gozo. Las cosas se dan porque siempre han estado allí clavadas en el corazón y el deseo ferviente es el secreto para conseguirlas asi sea de poco. Un abrazo FAYNA.

Kassiopea. dijo...

Pues espero que te salga todo perfecto. Y a la vuelta nos cuentas de qué se trata.

Besos.

Pilar dijo...

Mucha suerte, cruzo los dedos por tí.

mariajesusparadela dijo...

Estaré esperando noticias.

El dinosaurio dijo...

Mucha suerte. Espero que te vaya fenomenal, y ya nos contarás. besos.

Myriam dijo...

Mucha, mucha suerte y esperaré tu regreso como agua de mayo.

Besos

espronceda- nictemero dijo...

Fayna : esto no se hace. Ahoea nos comeremos las uñas de impaciiencia esperando tus noticias.

Un beso y vuelve pronto paa contar.

Lembranza dijo...

Guapisimaaaaa no tardes mucho, te echamos de menos. Un agarimo

Deybi dijo...

Me gustó mucho esta reflexión. A veces también me he preguntado si es que hay gente que nacen con tanta suerte. Santo Dios, que todos les sale bien.

Peor nada. Como bien dices es solo cuestión de tener los ojos bien abiertos.

María dijo...

Bonita reflexión Fayna.

Yo creo que la suerte la vamos fabricando cada uno mismo, lo que pasa que unos son más decididos y entonces se enfrentan a la vida, a los cambios, y pueden encontrar más facilmente la suerte que los que tienen miedo y no se enfrentan, estos se esconden y dejan escapar su suerte.

Te deseo una feliz semana.

Un besazo.