Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

martes, 8 de marzo de 2011

La que vale, llega.


Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer.
Domingo Sarmiento.

La verdad es que trabajar, lo que se dice trabajar, todas las mujeres lo hacen. Desde que el mundo es mundo no han dejado de hacerlo, a destajo, en la sombra y sin ningún reconocimiento.
Como mujer, echando la vista atrás, lo más doloroso y sangrante es pensar en lo injusto de la imposición social y cultural de no haber tenido la opción de elegir. Quizá el rumbo de la historia hubiese sido otro si las mujeres hubiesen estado integradas desde el principio en todos los estamentos, si hubiesen tenido libre acceso a todos los ámbitos de la cultura, si hubiesen sido tan libres como los hombres a la hora de ejercer roles sociales, políticos y educativos.
Trabajo nos ha costado, pero afortunadamente, hemos avanzado en este aspecto aunque aún no se hayan equiparado del todo los modelos masculino y femenino. La mujer no será igual al hombre hasta que no haya mujeres incompetentes en puestos de responsabilidad. Estoy harta de escuchar la excusa de: "La que vale, llega". Y todos los que no valen y están arriba ¿qué hacemos con ellos?.
La plena igualdad es el modelo de relación en el que las personas pueden reconocerse
en diferentes roles sin discriminaciones de ningún tipo. El día que asumamos eso, habremos llegado a la meta.
Mi recuerdo más conmovedor en un día como hoy para todas aquellas mujeres pioneras que con su tesón sin límites nos han ido abriendo tantas puertas.



9 comentarios:

Myriam dijo...

Ojalá esa igualdad la logremos todos los géneros.

¡Me alegra tantísimo que estés de vuelta!. Nos cruzamso en nuestros blogs, gracias por tu recomendación, la apunto a mi lista d ependientes que llega al techo.

Besos y felicidades, querida amiga.

Luismi dijo...

Querida Fayna, nunca he sido partidario de que se nombre un día como día internacional de algo. Pero si me lo permites, no te felicitaré por ser el día de la mujer trabajadora, sino simplemente con todo lo que ello encierra, por ser mujer. Mi admiración, respeto y cariño hacia todas vosotras y eso sí, ojalá llegue el día en el que se reconozca verdaderamente en cualquier lugar del mundo el papel tan esencial que desempeñáis.

Besos

mariajesusparadela dijo...

Poquito a poco, pero sin pausa.
Llegaremos.

El dinosaurio dijo...

Me alegra mucho leerte de nuevo. Se te echaba de menos. Besos.

Amanecer* dijo...

Hola preciosa, que bueno leerte.
Espero que lleguemos a ello, que ya creo que nos lo hemos currado.
Un recuerdo a las que lucharon y siguen luchando por ello.

Un besote.

Pilar dijo...

Me alegra tu vuelta.

Totalmente de acuerdo.

Amanda dijo...

No sabes la alegria que ma dá abrir mi blog y ....ahí está Fayna. Las mujeres ya tenemos un camino recorrido gracias a otras que han luchado mucho como tú bien dicaes para abrirnos camino. Un beso enorme.

Lembranza dijo...

Que alegría volver a leerte Fayna, yo también te echaba de menos. Poco a poco entre todos iremos cambiando la visión del mundo. Un agarimo

Adolfo Payés dijo...

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer
Eres
Luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración a la Mujer para estas fechas del mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...