Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

domingo, 11 de enero de 2009

CRÓNICA DE UNA DONACIÓN.

donante
Es la 1,30 de la madrugada,después de recorrer 36 Km detrás de la ambulancia camino de la capital de la isla,nos encontramos en espera de la valoración del facultativo de urgencias.El doctor de la medicalizada nos había dicho que había entrado en coma durante el trayecto y que su estado era muy grave.Teníamos la esperanza de que una vez en el hospital pudieran estabilizarlo y aplicar los medios de los que dispone cualquier centro sanitario de un país desarrollado.Se podía cortar la tensión contenida que se respiraba en el ambiente.No podía parar de tiritar,sentía como si docenas de frías hojas de metal atravesaran mi cuerpo.
Cuando consigo hablar con el facultativo y me dice : Hemos confirmado que ha sufrido un ACV hemorrágico, su estado es muy grave,el hospital de la isla no dispone de neurocirujano por lo que estamos en contacto vía internet con el neurocirujano de guardia del Hospital Universitario Insular de Las Palmas de G.C. esperando sus indicaciones, en ese preciso instante sentí como un mazaso intenso en mi cabeza, soy enfermera y sabía exactamente lo que eso significaba . El tiempo de reacción en estos casos es crucial y no disponíamos de tanto tiempo.
Seguidamente me indican que tiene que ser trasladado a Gran Canaria para posible intervención quirúrgica y que el helicóptero tiene prevista la llegada a las 2,15 H.
!Dios mio! no se pueden ustedes imaginar la sensación de desamparo,de impotencia,de sentirte como a la deriva en medio de la peor de las tormentas.Ver despegar ese helicóptero en medio de la noche,sintiendo como mi hermano luchaba por su vida en completa soledad me desgarró el alma. A pié de pista derramé las primeras lágrimas consciente de que estaba comenzando a subir una pendiente inalcanzable.La fuerza del viento producida por las aspas del aparato no lograron hacerme retroceder ni un solo paso y en un afán desesperado por acompañarlo imploré a Dios mirando al cielo mientras se elevaba, que no lo dejara sólo y que le diera la fuerza suficiente para aguantar la altitud y la presión que se genera en el aire.
Tengo que apresurarme,mi cuñada y yo debemos salir en el primer vuelo hasta Gran Canaria,con las prisas salí sin ninguna documentación.....No les quiero ni contar cómo de frustrante fue volver a coger el coche otra vez 36Km de ida y otros tantos de vuelta con el tiempo justo de coger la cartera con mis documentos y una chaqueta hasta el aeropuerto...
A primera hora de la mañana estábamos entrando en la unidad de cuidados intensivos,durante todo el tiempo estuve autoconvenciéndome de que habían podido intervenirlo porque sabía que esa era la única opción factible para su posible recuperación,pero.... no fue así.
Lo que ocurrió a continuación fue tremendo,indescriptible,en cuanto pude verlo entendí claramente que no había vuelta atrás. Le cogí la mano,acaricié su pelo,le besé....le susurré al oído que no estaba sólo, que ya estábamos junto a él, que lo quería , que no se preocupara por nada.
Hay una imagen que me atormenta y me encoge el corazón cada vez que me viene a la cabeza,es algo que no he podido ni querido comentárselo a mis padres intentando evitar añadir mas dolor,es algo que me quema y hace que me cuestione algunas cosas.
Si cuando salió de Fuerteventura ya estaba en coma, en algún momento tuvo que recuperar la conciencia o al menos ser consciente de la gravedad de lo que le estaba pasando porque vi nítidamente como dos lágrimas que se habían secado, en algún instante cayeron de sus ojos dejando una huella palpable.
Sabíamos que el óbito se iba a producir irremediablemente en un brevísimo espacio de tiempo .!Cuántas cosas se te cruzan por la mente! a modo de flashes cientos de imágenes pasaron en estampida por mi cabeza ,son situaciones que paralizan ,sientes que no tienes poder de reacción,es como una caída libre a toda velocidad,no eres capaz de decidir nada...pero no estás en lo cierto. Contra todo pronóstico fui capaz de tomar una importante decisión al respecto.
Cuando nos plantearon a mi cuñada y a mí la posibilidad de trasplantar sus órganos, fue como que un halo de luz resplandeciente me atravesaba, fue como una bendición, sentí que esa era la lectura positiva a tanto dolor,era el bálsamo que mi alma necesitaba para encontrar sosiego a tanto sufrimiento.Podía salvar muchas vidas, podía devolver la vista con sus córneas a quien estaba ciego... Sentí un amor inmenso por esas personas que necesitaban con toda urgencia de alguno de sus órganos vitales para seguir viviendo.No lo dudé un instante y aunque mi cuñada estuvo reacia en un primer momento,no me resultó difícil convencerla.Más de 5000 personas esperan en España un trasplante de órganos,es la manera más hermosa de vivir la fraternidad humana.El se iba, pero no podía marcharse sin dejar un último gesto generoso,algo que lo acompañó toda su vida.Llegó a este mundo sin nada y dejó tras su muerte lo más valioso que un ser humano puede ofrecer: la luz,la salud para otros.
En algún lugar había una familia que estaba sufriendo lo mismo que nosotros,con la certeza de que la muerte tocaba a sus puertas,podía cambiar el destino y dar portazo a la muerte cambiándola por una esperanzadora llamada telefónica avisándoles que se pusieran en marcha porque alguien anónimo les regalaba ese órgano justo en el instante en que su reloj biológico estaba a punto de pararse.Estoy orgullosa de ello, por mí y por él.
La nueva vida que comienza para los trasplantados,que han experimentado durante años lo que cuesta vivir cada día con todas sus carencias y servidumbres añadidas,está plagada de una amplia gama de matices que los que tenemos la suerte de gozar de una buena salud no somos capaces de percibir en su totalidad.Lo ordinario para nosotros se vuelve extraordinario para ellos.El cuerpo humano ya sin vida es una estructura pasajera que se desvanece poco a poco y sólo el recuerdo del espíritu de la persona que lo habitó debe ser el objetivo más anhelado.Campañas para impulsar la donación de órganos en nuestro país son imprescindibles ya que la disponibilidad de órganos está lejos de cubrir las necesidades y porque pienso que es beneficioso preparar y mentalizar a la sociedad para una convivencia más generosa y solidaria.

18 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Debe ser muy difícil tomar esa decisión en un momento tan duro. Sin duda ese acto os honra a ti y a tu cuñada.

Ana dijo...

Admiro tu firmeza en ese momento tan duro. Es algo que siempre te agradará recordar (dentro de lo que cabe).
Un amigo mío murió y no pudieron donar sus órganos. A su madre le pesa no haberlo podido hacer, era un muchacho joven y podría haber salvado muchas vidas.
Yo quiero donar mis órganos, toda mi familia lo sabe.
Un abrazo.

VIVIR dijo...

FAYNA... yo admiro tu entereza en esas circunstancias... a mi me has dejado "tocado" por tu dolor...

Siento muchisimo lo ocurrido... esto de los blogs... nos hace familiarizarnos y unirnos mucho mas de lo que se piensa...

Un abrazo muy grande y rezaré esta noche a mi estrella para que Dios os de fuerza ... hay que seguir... aunque eso se dice muy fácil...

Un beso

Rubí dijo...

Imagino el gran dolor que sentiste y estás sintiendo por lo que tuviste que vivír.

En Monterrey, México que es la cuidad donde yo vivo, al momento de sacarte la credencial para conducir te dan la opción de agregar ahi mismo en un apartado el ser DONADOR, yo con gusto acepté, así que estoy inscrita desde ya.

Estoy segura que muchas personas están agradecidas por haber recibido alguno de los organos que Uds. con tanto amor donaron.

Te dejo un abrazo muy grande... besitos!

Amanda dijo...

no sé, después de leer tu entrada me siento fatal, muy triste, me has conmocionado, la donación es muy importante, a mi modo de ver es una manera de seguir viviendo en otra persona, mi profesión tambien es enfermeria y veo muchas cosas al cabo del dia. Un beso Fayna.

silicongirl dijo...

Querida amiga,
Me siento sobrecogida con tu entrada. Qué difíciles momentos los que has pasado y qué e ntereza mostraste. Lo siento muchísimo.

Un beso preciosa

Nelson Diaz dijo...

He llegado a este hermoso espacio desde el blog de Rubi y cuanto lo agradezco, que conmovedor relato y cuanta admiración y respeto me has inspirado mi apreciada amiga. Tus palabras y tus sentimientos son una sola expresión en esta vivencia que nos conmueve e inspira.

Amiga Fayna, un abrazo y mis mas profundos respetos y mejores deseos desde Venezuela.

Rita dijo...

Cuanto te comprendo, cuanto duele ese adios. Pero también cuanta generosidad y consuelo. Ellos viven en nosotros pero además viviran en otras personas que estaran eternamente agradecidas. Te envio mi comprensión en estos momentos.

cruzita dijo...

Me uno a todos los comentarios que te han escrito aqui, y temando muchos animos.

Veo que te ha gustado mi regalo, si quieres ponlo en tu blog, para que te dé muy buena suerte, lo he creado con mucho cariño y especialmente para ti, Fayna.
Muchos besitos.

Maria de los Angeles dijo...

Querida Fayna, pasé por el blog de Rubi y quise visitarte, no hay palabras para tanto dolor, ni nada que nos consuele, es verdad, el hecho de donar sus organos da la sensación que sigue viviendo en muchas personas mas y trasciende la materia, quedandose entre los suyos, un abrazo muy fuerte y solo Dios nos da la fuerza para aceptar lo inaceptable!
Maria de los Angeles

Manolo Jiménez dijo...

Existen personas que demuestran su grandeza constantemente. Tu cuñada y tú disteis vida y no hay nada más grande que eso.

Recibe condolencias de un desconocido y, por favor, transmiteselas también a tu cuñada y padres.

despe dijo...

se que el debe estar contento y muy complacido con sus decisiones al dar una nueva oportunidad, fue un acto de amor, de brindar una esperanza a otros Fayna un beso para ti despe.

Birdelo dijo...

Hola Fayna.

Ahora si he leído. Vaya decisión a veces muy cuestionable de pensar. Como aferrarse al hecho de que un ser querido ha muerto y al mísmo tiempo ver que se llevan sus órganos.

Aunque luego viene el sentimiento. Cualquier persona de cualquier país o lugar del mundo puedes estar necesitando un riñón y se debe sentir sumamente agradable poder dar vida, sobretodo si se trata de alguien jóven o un niño con toda una vida por delante, eso es una de las satisfacciones más grandes que un humano con corazón y que piensa en su prójimo puede tener.

Gracias por compartir con nosotros esto amiga, sin duda alguna historias que quedarán marcadas para siempre en nuestros corazones y que cada vez que querramos leer una buena historia de sentimiento y amor familiar solo pasar por acá.

Un abrazo para tí y muchas fuerzas!.

Teresa dijo...

Siento mucho el fallecimientgo de tu hermano, pero nadie muere del todo cuando vive en el corazon de quienes le quieren y no le olvidan y dar vida a quien la necesita es un acto de generosidad, estoy de acuerdo en la donacion de organos, hay demasiada gente que los espera para poder continuar. Un salud omuy cariñoso

Lielina dijo...

Querida amiga: se me atropellan las lagrimas, pues eres muy valeroza, se nota en cada acto, de tu vida, que cosa hermosa es sentirse unida a alguien tan especial como tú.
Recuerda, cuando, de golpe encuentres las gafas perdidas, cuando un bus aparezca en el momento en que estas con el tiempo justo, cuando al caminar por la calle una mujer desconocida te dedique una sonrisa, cuando alguien al que quieres, recupera prontamente la salud. Sábelo es él. que te bendice cada dia, y camina a tu lado, lo puedes sentir, él vela por vosotros dia y noche. Siempre estará contigo, y esos órganos que tan acertadamente haz donado, vibraran por vosotras cada dia. Gracias por tu amistad. Es un privilegio, Con todo mi amor ;ie,ina

Gara dijo...

He llegado a tu blog,visitando otros y he leido tu escrito..,me he emocionado,yo tb pasé por algo asi hace unos años,desde entonces decidi hacerme donante.

Mucho ánimo y un dulce abrazo para tí y tu cuñada,besos.

Amapola dijo...

Disculpa mi atrevimiento.............Te agradecería a tí a cuant@s pasan por tu blog entréis en este blog y apoyéis .
http://justiciaparamaores.blogspot.com/
MUCHAS GRACIAS

bitdrain dijo...

Tienes bastante fortaleza interior para ser capaz de contar la historia de esta manera.

Mi más sentido respeto por la gran obra que habéis realizado y sinceras condolencias por la pérdida.

Un saludo.