Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

miércoles, 28 de enero de 2009

UNA MUERTE SOCIAL.


Hace ya más de 50 años que el primer jefe de Estado de India afirmó que uno puede apreciar el estado de un país viendo la situación de las mujeres que viven allí. No hay ningún país en el mundo donde la mujer haya alcanzado la igualdad completa, pero mientras en los países desarrollados las mujeres se van apuntando victorias que mejoran su situación, en India parece haberse quedado paralizado el tiempo siglos atrás.
Mis vecinos son un matrimonio hindú que regenta un comercio de electrónica en esta isla, hace unos días tuve una interesante conversación con la señora Parvathi, ella calificó la situación de las mujeres viudas en su país como una "muerte social", eso impactó tremendamente en mí, despertó mi curiosidad y quise profundizar en el tema.
Lo que descubrí fue una realidad terrible y surrealista. En India hay 33 millones de viudas que sufren el estigma social, la mayoría no pueden trabajar, son maltratadas por su familia y despojadas de cualquier bien material. La raíz del problema reside en la tradición de emparentar a las novias con las familias de sus prometidos, llegando a romper lazos en su mayoría con las suyas propias. Cuando enviudan la mujer queda a merced de sus parientes políticos, cuyo principal interés tras la muerte del marido es librarse de tener que cargar con el sustento de la viuda.
Las viudas son un mal augurio en India, según el Código Manu, una de las escrituras sagradas más antiguas, una mujer no será nunca independiente."Una viuda debe sufrir mucho antes de morir, debe de ser pura en cuerpo, pensamiento y alma", dice el texto. El Skanda Purana va más allá: "Un hombre sabio debe evitar a las viudas, aún sus bendiciones, como si fuera el veneno de una serpiente". Con tal desalentador panorama no es de extrañar que se suban a un tren para viajar cientos de millas hacia Vrindaban, la ciudad santa que durante los últimos 500 años ha sido punto de convergencia para las viudas de la India. Mujeres vestidas de blanco, sin zapatos y rapadas deambulan por las calles cuando no están cantando en los templos. La supervivencia está asegurada gracias a las nimias raciones de arroz y lentejas que se reparten en los templos, acompañadas de una ridícula paga de 2 rupias - 5 céntimos- por cantar cuatro horas por las tardes, después de las cuatro horas de los servicios de canto religioso de la mañana. Muchas llegan por propia voluntad escapando como proscritas de la miseria de sus poblados nativos. Sin embargo, otras son llevadas por sus familias con el pretexto de peregrinar para luego abandonarlas.
En Vrindaban comparten su soledad y se alejan un poco del desprecio de la sociedad.
Dice la señora Parvathi: "El hare krishna rezado por cientos de estas gargantas conmueve hasta los huesos".


8 comentarios:

Momo dijo...

Precisamente la película a la que haces alusión en la imagen: Water de Deepa Meetha es una de mis favoritas. Es una lástima que esta situación se siga dando en la oriunda nación de Gandhi.
Un abrazo,
Momo

Kassiopea. dijo...

Por desgracia hay sociedades que jamás evolucionarán. La culpa, como siempre, la religión.

Nelson Diaz dijo...

Mi Bella Dama, antes que nada mis saludos y todos los honores que usted se merece, le comento que complicaciones de tiempo en ocasiones me alejan un poco de estos mares de la red, por eso demoro en respuestas a comentarios en mi blog, algunos que como los suyos, siempre merecen ese calidez de una respuesta que brota del corazón.

Con respecto a tu denuncia mi querida Fayna, ya habrás podido observar el mi admiración y respeto hacia ustedes, hermosas y sublimes mujeres, es lamentable y me resulta particularmente bochornoso y deplorable que este tipo de actitudes no solo se mantengan actualmente, sino ocurren con el beneplácito de las miradas indiferentes de diversas autoridades tanto políticas como religiosas y de otra índole no solo de los países en los cuales se aplica, sino de la sociedad en general, mas que situaciones culturales, muchas de estas manifestaciones son abiertamente permitidas por conveniencia política, económica e incluso de explotación sexual, y esto es mas lamentable aun. Debo felicitarte por lo bien argumentado de tu artículo y por la iniciativa de realizar tu aporte en contra de esta triste realidad.

Mi siempre querida y apreciada Fayna, me despido deseándole un hermoso día y la mayor cantidad posible de gratos momentos.

Éxitos y Bendiciones mi querida amiga.

VIVIR dijo...

Precioso como todas nus narraciones.....

Pasate por mi blog y recojes el premio....

Blog con corazón.

Un besazo reina mia....

silicongirl dijo...

Es algo muy triste pero que desgraciadamente está ahí.
La sociedad machista de algunos países que convierte a la mujer en un cero a la izquierda.
El mundo evoluciona pero sólo en algunas zonas. Otras se han quedado arcaicas y la mujer sigue siendo despreciada. Muy triste.

Besitos preciosa

despe dijo...

que horror que dolor el de estas mujeres que denigrante quedar sumidas en la voluntad de otros que triste destino saludos y excelente post Fayna me ha hecho recordar que mi madre fue viuda una vez con dos hijos pequenos y su familia politica no fue de gran ayuda que digamos buenas noches despe.

Vesta dijo...

Al igual que tú, conozco el tema por el fuerte arraigo que durante años ha tenido la comunidad hindú en nuestras islas.

Es curioso como aquí, en nuestra tierra ves a las viudas de forma muy diferente. Son reconocidas, se las trata con respeto y veneración y no se las aparta como si fuesen escoria.

No los entiendo. Me cuesta mucho entenderlos. Supongo que las viudas no van a ser mejor que las castas que permanecen inalterables desde el principio de los tiempos.

O ¿cómo son capaces de crear una industria cinematográfica donde se mueven millones de dólares y después tener personas que mueren literalmente de hambre a su lado? No lo entiendo.

Su filosofía de vida, los conceptos que poseen de ésta, la rigidez de algunas de sus costumbres y la frivolidad con que tratan otros aspectos más mundanos, me resultan incomprensibles para mi mentalidad occidental a pesar de convivir con ellos durante toda mi vida.

Gracias por haerme provocado estos pensamientos, por mantenerme conscientes de ellos y por intentar, desde lo más hondo de mi ser, llegar a comprenderlos en algo.

Besitos mi linda amiga,

Vesta, desde mi corazón.

Amanda dijo...

pienso que somos muy afortunadas por haber nacido en una sociedad mas liberal, aunque hace años estabamos menos consideradas, he leído mucho sobre la cultura de las mujeres en otros paises y es tremendo, pienso que es fanatismo y pensamientos religiosos extremstas, de nuevo te digo felicidades, muy buen post, un beso guapa.