Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

miércoles, 13 de abril de 2011

Hoy me siento gris.

Tener la razón no siempre te hace feliz.


En el devenir de la vida hay encuentros. Se dan cuando aquello que queremos del otro coincide, aquí y ahora, con lo que el otro quiere de nosotros. Son momentos de comunión en que sentimos el placer y la plenitud de la satisfacción.

Pero no siempre es así. A veces nos encontramos en desacuerdo con el otro, y frente al aquí y ahora, hay un allí o después. Surge el desencuentro.


Hoy me siento gris.




7 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Magnífica tu entrada.
Pero deberíamos preguntarnos que hacer para disminuir los desencuentros y aumentar los momentos de comun-unión.
se me ocurre como primer paso olvidar ideologias y pasar a la común acción. La acción siempre une(hacer algo juntos);las ideologías tarde o temprano (temprano)separan.
¡¡no, No , no estás gris, ¡Estás muy lúcida!
Un beso

Luismi dijo...

Más que un día gris, yo diría que te funciona a la perfección la materia gris. Que pronto vuelvan los colores.

Besos.

mariajesusparadela dijo...

Después de un desencuentro , entre personas que se quieren, siempre llega una reconciliación.

Mascab dijo...

No siempre podemos estar de acuerdo con los demás, si además es alguien con los que convivimos día a día, es normal que en algunas ocasiones existan los desencuentros... pero de éso se trata, amiga, de buscar y saber encontrar de nuevo, el punto común para coincidir en los detalles pequeños...

Besos, amiga

Javier dijo...

El desencuentro es un acto humano que en ocasiones tiene vuelta atrás y otras veces no.
Pocas cosas te hacen feliz, muy pocas.
El tener razón, en ocasiones es totalmente adjetivo.

Saludos.

heidi dijo...

Mi querida amiga Fayna, es cierto que no siempre podemos estar deacuerdo en todo y con todo el mundo. Y sobre todo con nuestra pareja siempre habra acuerdos y desacuerdos, pero la cuestión es encontrar el equilibrio para estar al mismo nivel y poder salvar esos pequeños obstaculos que nos pone la vida.

Me gustaria ponerme en contacto contigo, en mi blog encontras mi email.

Besitos de hada, mi querida amiga Fayna.

Myriam dijo...

Creo que no es necesario siempre estar de acuerdo en todo. Respetar las diferencias es importante; entonces se quieren de verdad. Eso es madurez en la relación.

Porque dos personas piensen diferente sobre un tema, no tienen porqué pelear.

Besos