Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

martes, 12 de abril de 2011

Me gusta besar cuando siento y sentirlo cuando me besan.

Un mundo nace cuando dos se besan.
Octavio Paz.

Un beso debe ser de verdad, debe significar algo.
Hay personas que van repartiendo besos como si fuera el arroz que se lanza a los recién casados al salir de la iglesia. Yo no; a mí me cuesta, supongo que es una cuestión de carácter.
Rozar con los labios la piel de otra persona que acabas de conocer lo encuentro carente de sentido, una frivolidad, en estos casos prefiero el socorrido apretón de manos, que viene a significar lo mismo pero, en mi opinión, es más adecuado. Hasta hace unos años, en Canarias se saludaba con un sólo beso. Era una de nuestras señas de identidad, como los bidones de agua en las azoteas, el gofio, la primavera perenne, la guagua o el ustedes. Es una costumbre que se va diluyendo. La estamos perdiendo y es una pena. ¿No creen que este acto tan cargado de simbolismo se ha descafeinado y globalizado hasta perder toda su personalidad? algo así como lo que le ha pasado a las calles de las ciudades que han cambiado tiendas por franquicias.
El beso de antes, por ser único, era definitivo; ahora, con el cambio, me temo que nuestros besos pierden contundencia.
El beso es puro sentimiento, cuando esa oleada interior te recorre el cuerpo, te sacude y las palabras son insuficientes para mostrar a la otra persona tu afecto, cariño, estima, amistad... nos está impulsando el verdadero leitmotiv de tal gesto.
Palabras mayores son los besos de amor, esos que hacen que se te corte la respiración, que tiembles como un flan y sientas que el músculo que nunca para cabalgue hasta hacerte creer que saldrá desbocado garganta arriba...
Para que el beso con toda su esencia tenga sentido no se puede estar repartiendo a diestro y siniestro sin ningún motivo que lo justifique, solo porque sí, porque está de moda o por compromiso social.
Me gusta besar cuando siento y sentirlo cuando me besan.

Como ya nos conocemos y está plenamente justificado, quiero enviaros un cálido beso en forma de canción, sin contacto, pero cargado de sentimiento.





9 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Asi como besas tú asi deben ser los besos, que a base de tanto besar, besas y no dices nada, ¡Que el roce de unos labios digan siempre ¡Te quiero!
Y como te quiero.
Un beso

Javier dijo...

Creo que besarse es el acto más íntimo que pueden tener dos personas.
Es una acto de generosidad, de cariño, de respeto y muchas veces de deseo y de amor.
Sin duda lo es.


Saludos.

Kassiopea. dijo...

Pues tienes razón. Tenemos la costumbre de dar dos besos a todo el mundo como una forma de cortesía pero en realidad no significa nada.

Besos (estos de verdad :))

mariajesusparadela dijo...

Aquí, en mi casa, nos saludamos con un solo beso.
Los dos besos son al aire, no se dan y es un gesto, más que un beso.
Un beso para ti ( otro para Iris).

Luismi dijo...

Hay un beso en especial que siempre me gusta dar y es el que doy a mis niñas en la frente. Me gustaría que el tiempo no me borrara esa costumbre.

Así que permíteme por un día que también lo haga contigo.

Un beso en la frente, amiga.

Pilar dijo...

Muchas veces, más es menos.

Un beso (solo uno)

Mascab dijo...

Me gusta tu análisis. Estoy de acuerdo contigo. Por mi trabajo, veo/saludo diariamente a mucha gente. Normalmente tiendo mi mano para saludar si es la primera o segunda vez que nos vemos, notando a la vez que la persona a quien saludo, se queda parada, como si no fuese ése el gesto que esperaba...

Sin embargo en mi vida personal-afectiva, soy muy, muy besucona con todos.

Besos (de amiga virtual), guapa!

Myriam dijo...

Suscribo al comentario de Javier y desde luego a la idea de tu entrada.

un beso, con sentimeinto.
PD. Octavio Paz tiene razon. Un mundo se crea cuando dos personas se besan.

MENINA dijo...

Esos besos de cortesía, no llegan a ser ni siquiera besos, es un roce de mejillas impersonal y barato. En mi trabajo saludo con un apretón de manos, aunque muchos hombres, y sobretodo mujeres se quedan parados, les sorprende que no saltes a su cuello!!! En casa, beso achucho y estrujo al mismo tiempo, no lo concibo por separado.

Un beso para ti.