Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

domingo, 26 de octubre de 2008

EL APOSTOL SANTIAGO.

Hijo de Zebedeo y María Salomé,cuya madre Santa Ana era la abuela de Jesús.Hermano de Juan Evangelista,fué un pescador del Tiberiades y de donde Jesús lo escogió como a los otros apóstoles.

He tenido la gran suerte de visitar Compostela muchas veces y no les puedo explicar con palabras el sentimiento que me embarga cada vez que piso ese lugar.De pronto ,la primera sensación es como si me hubiese trasladado en el tiempo,puedes respirar la historia que exalan sus callejones,edificios,monumentos,la parte antígua de la ciudad.La piedra labrada,presente en casi todas las fachadas con solera es digna de admiración,los soportales que rezuman humedad y el ir y venir de los fieles ,no hacen más que preparar tu espíritu para la explosión final cuando entras en el Obradoiro.Es mágico ese momento,frente a la magestuosa catedral y rodeada de peregrinos llegados desde cualquier lugar del globo.Se te ensancha el corazón cuando entras,y consciente de que estás allí,admiras atónita la espectacularidad de su interior.Situarte frente a la cripta del apóstol es indescriptible.
Pero...¿Cómo llegaron los restos de Santiago hasta allí?Según cuentan las crónicas,a Santiago se le había dejado la tierra hispana para su evangelización.Después de unos años volvió a Jerusalén donde sufrió martirio bajo el gobierno de Herodes Agripa,quien prohibió sepultar su cuerpo decapitado.Durante la noche,unos cristianos logran rescatar sus restos,introducirlos en una caja y llevarlos hasta la orilla del mar donde lo depositan en un barco sin tripulación pero listo para zarpar.De esta manera llegaron hasta el reino de los Astures,y según la versión más difundida,el barco remontó el curso del río Ulla,llendo a parar a Iria Flavia,la capital de la Galicia romana.
(25/07/2008)