Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

domingo, 26 de octubre de 2008

MAYDAY,MAYDAY,MAYDAY

He tenido que esperar dos días para tomar fuerzas y poder escribir estas líneas después del trágico accidente aéreo acaecido en el aeropuerto de Madrid_Barajas el pasado miércoles.Me cuesta muchísimo encontrar las palabras para reflejar lo que pasa por mi cabeza cuando pienso sobre ello.El MD_82 con número de vuelo JK 5022,debía de cubrir la ruta Madrid -Las Palmas rondando el mediodía.El avión transportaba un total de 172 personas,de las cuales 162 eran pasajeros,4 tripulantes en movimiento y 6 tripulantes de vuelo, además del depósito recién cargado de combustible.El accidente se produjo a las 14,45 hora local en el momento del despegue.El avión se elevó,se produjo una explosión(presuntamente en uno de los motores)y acto seguido caida al suelo.Cualquiera puede imaginarse el infierno en que se se vieron inmersas esas personas sorpresivamente.153 muertos y 19 heridos.Más de un centenar y medio de almas volaron al cielo conjuntamente.Detrás de la catástrofe aérea de Barajas asoman las historias personales de las víctimas de un accidente que ha acabado de golpe con familias enteras,ha destrozado otras por la mitad y ha pasado rozando a los más afortunados que son la cifra más baja de este trágico acontecimiento.Los pasajeros del nefasto vuelo de Spanair protagonizan relatos desgarradores narrados en los aeropuertos de Madrid y Gran Canaria(prácticamente la mitad del pasaje procedía de la isla),en los hospitales que atienden a los heridos,en la morgue que se instaló en el IFEMA o en el hotel en el que se alojan los familiares de las víctimas.Imposible de asimilar aún las vidas truncadas de tanta gente sana y llena de ilusiones y con un futuro por delante(habían muchos niños debido a la época estival en que nos encontramos).A medida que vayan pasando los días seguramente iremos conociendo más historias personales,historias que rompen el corazón y que nos provocan el llanto,la pena y nos acercan un poquito a la desolación que impera en sus seres queridos.
Pasará bastante tiempo hasta saber exactamente que ocurrió.Mientras tanto,sólo queda la fe en Dios e ir recomponiendo tantísimos pedazos de corazones rotos.Vean este documental de National Geographic: (22/08/2008)

www.Tu.tv

1 comentarios:

Nelson Diaz dijo...

Mi siempre apreciada Fayna, al recomendarme este artículo me has regalado tambien la oportunidad de conocer y admirar aun mas tu trabajo. Las referencias a esta tragedia que por supuesto recuerdo son muy bien trabajadas por ti, por supuesto que es una historia muy distinta al Hudson, aqui existe mucho dolor e impotencia, muchas almas destrozadas, pero no deja de ser un llamado a la vida, cuantas son las oportunidades que tenemos??? cuantos los amaneceres que nos faltan por disfrutar... de esto se trata desde mi humilde punto de vista, de aprender que en este plano de la vida se nos regala la oportunidad de crecer, de ser felices, de amar, de ayudar a otros y de reir muchisimo en el proceso, pues no sabemos hasta cuando disfrutaremos de esa oportunidad.. Te dejo corazon unas frases que disfrute hace algun tiempo no recuerdo de donde, pero se quedaron conmigo.
"Cuando el hombre llega al mundo llega con las manos siempre apretadas, como queriendo decir, El Mundo entero es Mio.. conseguire agarrarlo, Cuando el hombre deja el mundo se va con las manos siempre abiertas, como queriendo decir, no me llevo nada, lo unico que puedo dejar son mis ejemplos.. lo unico que me puedo llevar son mis recuerdos..." Un abrazo mi apreciada amiga.