Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.

domingo, 26 de octubre de 2008

IN MEMORIAM 2

Recuerdo que me contó varias veces que una tarde,mientras paseaba por la avenida de la playa,repentinamente vió a un chico apoyado en la barandilla y mirando al mar,se quedó fascinada con esa imagen y creo que en ese mismo instante se enamoró locamente de él.
Julio,que así se llamaba,era de lo más apuesto,tenía un porte y unos modales exquisitos,llamaba la atención.Aunque inicialmente Antonia lo ignoraba,lo cierto es que resultó ser miembro de una de las familias más ricas e influyentes del momento,único hijo varón y acostumbrado a hacer lo que le venía en gana.
Se casó por amor con este hombre y él con ella ,pienso yo que por capricho,el caso es que para cuando se quiso dar cuenta ya estaba instalada en la gran casa familiar.Allí vivía mucha gente ya que aparte de sus suegros también habitaba el servicio y la única hermana de Julio(casada y con otro domicilio),tenía reservada una estancia de la casa donde daba clases de piano.Justo al lado se encontraba la fábrica de la familia con un montón de empleados más.Todas estas personas entre otras ,fueron testigos mudos de la mala vida que le daba el señorito a su joven esposa.
Antonia siempre alabó a su suegra,decía que era una gran mujer y que siempre fué muy buena con ella,en realidad era la única persona que la protegía en esa casa.Pronto se desvelaron las aficiones de Julio que eran el alcohol y los burdeles,desaparecía días enteros y cuando volvía estaba transformado en otra persona,violenta y agresiva,que nada más llegar a la casa iba en busca de la pobre Antonia a propinarle sin mediar palabra palizas gratuitas.Muchas veces su suegra la libró escondiéndola en algún lugar de la casa.El amor que sentía Antonia por este hombre,degeneró en algo enfermizo,pués llegó a tolerarle lo intolerable.A la muerte se sus suegros la cosa empeoró aún más,ya que dilapidó la fortuna familiar en juergas,amigos y mujeres.Antonia que era estéril,se prestó a criar como suyo a un niño de 7 años que había tenido su esposo con una empleada de un burdel que acababa de fallecer,un niño que tampoco la trató bien y que la despreció hasta el final.60 años de sufrimientos vividos por una mujer que siempre tuvo muestras de cariño para todo el mundo,y que fué muy querida por quienes la trataron.Hace 2 años que falleció Julio e incapaz de superarlo se fué apagando poco a poco llorándolo todos los días.Por fin descansó el pasado día 3 de julio.Estoy segura que retomará ese amor en el cielo libre de todos los vicios mundanos y carnales.Porque es lo que ella esperaba y se merece ser feliz eternamente. (09/07/2008)